Si has pasado el COVID-19 te preguntarás si puedes contagiarte de nuevo, si debes vacunarte, precauciones a tomar o qué síntomas indicarían COVID persistente. Aclaramos las dudas más frecuentes tras superar el coronavirus.

Dudas frecuentes en pacientes que han superado el COVID-19

Dudas tras haber pasado el COVID

Si eres una de las personas que afortunadamente han superado el COVID-19 es probable que te preguntes si has desarrollado anticuerpos u otro tipo de inmunidad contra el virus, si debes seguir adoptando precauciones como el uso de mascarilla para evitar contagiarte de nuevo o si puedes ser un portador del virus aunque a ti no te afecte, si debes vacunarte contra el SARS-CoV-2 cuando llegue tu turno, o qué deberías hacer si tienes molestias o problemas de salud persistentes, como cefalea, una fatiga excesiva, o falta de concentración, que podrían estar relacionados con las secuelas de la enfermedad.

¿Cuándo puedo terminar el aislamiento por COVID-19?

Si has tenido COVID-19 puedes terminar el aislamiento y juntarte con otras personas después de que hayan pasado 10 días desde la primera manifestación de los síntomas y siempre y cuando estos hayan remitido, y se haya estado 24 horas sin tener fiebre y sin tomar medicación.

¿Cuándo dejo de contagiar el coronavirus?

 “Varios estudios indican que la gran mayoría de las personas ya no tiene virus viable en la nariz o garganta y, por lo tanto, ya no son contagiosas, entre ocho y 10 días después de la aparición de los síntomas”.

¿Tengo que hacerme algún test tras estar en aislamiento por COVID-19?

En la mayoría de los casos no es necesario repetirse la PCR, pues esta prueba es muy sensible y es capaz de distinguir entre los fragmentos del virus y el virus viable. “Mucha gente sigue dando positivo por PCR durante varias semanas después de haber pasado los síntomas, pero esto no quiere decir que son contagiosas, simplemente indica que quedan fragmentos del virus en las vías respiratorias”.

Sin embargo, nos aclara que hay algunos casos en los que sí se recomienda una PCR antes del alta, como puede ser en pacientes inmunosuprimidos o en aquellos que hayan pasado la enfermedad en estado crítico.

¿Me puedo volver a contagiar de coronavirus si ya lo he pasado?

Los datos del Informe del Grupo de Trabajo Multidisciplinar (GTM), que asesora y apoya al Ministerio de Ciencia e Innovación en materias científicas relacionadas con el COVID-19, indica en cuanto a la reinfección por COVID-19 que aunque se han dado casos, de las decenas de millones de personas contagiadas, la evidencia de reinfecciones es muy escasa. Aun así, se deben seguir manteniendo las medidas de seguridad pertinentes, como el frecuente lavado de manos, la separación interpersonal de al menos 1,5 metros y el uso obligatorio de mascarilla.

La inmunóloga Adelaida Sarukhan nos explica que: “la gran mayoría de reinfecciones documentadas parecen ser más leves o incluso asintomáticas, lo cual sugiere que hay una inmunidad que quizás no protege contra la infección, pero sí contra la progresión de la enfermedad”.

Dudas respecto a los anticuerpos tras superar el COVID-19

¿Todos los pacientes con COVID-19 desarrollan anticuerpos? ¿Cuánto se tarda en desarrollarlos?

 “Hasta un 90% de la población genera anticuerpos después de haber pasado la infección. Las pruebas de serología para comprobar su presencia hay que hacerlas a partir de la primera semana tras el inicio de los síntomas, aunque lo más aconsejable es hacerlas entre 15 días y un mes después. Es decir, que un mes después del contagio deberíamos tener anticuerpos IgG circulantes, y eso ocurre en alrededor del 90% de las personas. A partir de la primera semana empiezan a detectarse otro tipo de anticuerpos que se llaman IgM, y los IgG van un poquito después”. Y recomienda que aquellos que deseen hacerse un análisis para comprobar si han desarrollado anticuerpos se lo hagan al cabo de un mes, porque en ese momento es cuando se deberían tener los niveles más elevados.

He pasado el COVID-19 y no tengo anticuerpos, ¿qué significa?

Los niveles de anticuerpos son mayores en personas que han pasado la enfermedad de manera grave, aunque todos suelen decaer tras dos o tres meses desde la infección. “Los anticuerpos no son el único componente que proporciona protección contra el virus. También están los linfocitos T y los linfocitos B de memoria. Y se han detectado células T específicas del virus incluso en aquellas personas en las que no se detectan anticuerpos. Varios estudios recientes muestran la presencia de estos linfocitos (T y B) hasta 8 meses tras la infección, lo cual sugiere que la inmunidad frente al virus podría durar varios meses, y con suerte, incluso años”.

En la misma línea, la Dra. Carmen Cámara afirma que es posible tener anticuerpos negativos y ser inmune al virus gracias a la memoria inmunológica que reside en las células T, porque se crean células T específicas con memoria para este virus. Y añade que las precauciones que tiene que tomar una persona que ya ha pasado el COVID-19, como el uso de mascarilla, son sobre todo para no contagiar a otras personas, porque “se puede tener inmunidad y seguir transmitiendo el virus a los demás. Probablemente seas mucho menos contagioso que alguien que no tenga inmunidad, pero no podemos asegurarlo al cien por cien, y habría posibilidades de contagiar tras haber pasado la enfermedad, y lo mismo sucede con los que ya nos hemos vacunado, y por eso tenemos que seguir llevando mascarilla”.