El estado de West Virginia busca atraer a los residentes de entre 16 y 35 años para que se vacunen contra el coronavirus con la promesa de un bono de ahorro de 100 dólares.

El gobernador republicano Jim Justice dijo el lunes que la medida era para “poner en marcha” la inmunización del grupo demográfico que, según las autoridades, tiene más probabilidades de propagar el virus en la actualidad. Hay alrededor de 380.000 personas en ese rango de edad.

Justice dijo que eligió un bono de ahorro, en lugar de simplemente dinero en efectivo, por su factor “patriótico” y porque quiere que los jóvenes “vean y entiendan realmente que han hecho algo que es realmente significativo”.

Un bono puede tardar muchos años en madurar para alcanzar su valor total. El estado utilizará el dinero de la ley federal CARES (aprobada el año pasado como rescate económico) para cubrir los costes.

El nuevo incentivo se anunció mientras el estado intenta dar un giro a su lento programa de vacunación. Los funcionarios también están considerando propuestas para hacer que las clínicas de vacunación sean más ubicuas mediante la celebración de eventos en escuelas, ferias y más empresas.

En los primeros meses del año, la tasa vacunación de West Virginia alcanzó una de las más altas del mundo, pero luego se ralentizó (Reuters)En los primeros meses del año, la tasa vacunación de West Virginia alcanzó una de las más altas del mundo, pero luego se ralentizó

El gobernador ha dicho previamente que el mandato de la máscara podría levantarse si el 70% de los residentes elegibles se vacunan. En la actualidad, el 47,5% de los residentes mayores de 16 años han recibido al menos una dosis, según datos del estado.

Tenemos que pasar de nuestra población mayor a nuestra población más joven”, dijo Justice. “Los jóvenes son la clave en este momento”.

El número total de casos positivos en todo el estado la semana pasada descendió un 12%, hasta los 1.702 casos, en comparación con la semana anterior. Hasta el viernes había 260 personas hospitalizadas por COVID-19, los últimos datos estatales disponibles.

El número de muertes relacionadas con el COVID-19 en todo el estado descendió por tercera semana consecutiva. En la semana que terminó el domingo se registraron 36 muertes. Ayne Amjad, médico y funcionario de salud del estado, dijo que 162 muertes reportadas previamente fueron vinculadas incorrectamente a COVID-19. Los datos estatales muestran que se han notificado 2.821 muertes por coronavirus en total durante la pandemia.

La semana pasada, el presidente Joe Biden anunció una exención fiscal para alentar a las empresas a dar a todos los empleados un día libre para vacunarse. El mandatario recalcó que el país todavía estaba “en camino” de poder celebrar el feriado del 4 de julio por el Día de la Independencia con relativa normalidad.

Pero advirtió, ante el aumento de las tasas de infección en algunas partes del país, que aún es demasiado pronto para declarar la victoria. “Si dejamos de estar alertas ahora y dejamos de estar atentos, este virus borrará el progreso”, alertó.