Warner Music y Sony Music, dos de las discográficas más importantes del mundo, cesarán toda su actividad promocional y de ventas en Rusia, como protesta por la invasión de Ucrania.

La decisión se suma a la de Universal Music, la otra gran compañía del panorama musical internacional, que ha detenido su actividad a principios de semana y cerró sus oficinas en Rusia, aunque seguirá pagando a los empleados.

En el caso de Warner Music, que gestiona las carreras de artistas como Madonna, Coldplay y Jonni Mitchell, ha detallado en un comunicado que la interrupción de su actividad supone elcese de “todos los proyectos en desarrollo, actividades promocionales y la manufacturación de todos los productos físicos”.

Sony Music, cuya división latina representa a Shakira, Rosalía y Enrique Iglesias, añade en su escrito que además de paralizar sus operaciones “brindará apoyo humanitario” a las víctimas del conflicto.

La industria musical se ha sumado a las sanciones anunciadas por otras compañías del mundo del entretenimiento y la tecnología.

Asimismo, múltiples grupos y cantantes, entre ellos The Killers, Green Day y Iron Maiden, han cancelado sus espectáculos en Rusia.

Por su parte, Amazon, que también cuenta con su propia plataforma musical, ha bloqueado los nuevos accesos a sus servicios de la nube en Rusia y Bielorrusia.

La empresa se une a otras grandes compañías que también han anunciado la suspensión de su actividad en Rusia, como Apple, McDonald’s, Coca Cola y los grandes estudios de Hollywood: Disney, Netflix, Universal, Warner Bros. y Sony Pictures, que no estrenarán sus películas en ese país.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER