El organismo regulador de la F1 aprobó el reglamento de motores para 2026, una medida muy esperada que podría suponer la llegada de las marcas premium del Grupo Volkswagen, Porsche y Audi.

La Federación Internacional del Automóvil (FIA) dijo que su Consejo Mundial del Deporte Motor (WMSC) también actualizó las normas técnicas de 2022 y 2023 para abordar cuestiones de seguridad.La nueva fuente de alimentación mantendrá los V6s de 1,6 litros de altas revoluciones, pero tendrá una potencia eléctrica significativamente mayor y utilizará combustibles 100% sostenibles.Se eliminará el actual Elemento Térmico de la Unidad Generadora de Motor (MGU-H por sus siglas en inglés), lo que sería un requisito previo para el ingreso de marcas del Grupo Volkswagen.«Las regulaciones pretenden hacer posible y atractivo para las nuevas incorporaciones llegar a este deporte a un nivel competitivo», dijo la FIA, que añadió que eran el resultado de una colaboración entre la FIA y los fabricantes de UP (unidades de propulsión) tanto actuales como potenciales.El WMSC también aprobó cambios en los arcos antivuelco, como consecuencia del feroz accidente que el piloto chino Guanyu Zhou sufrió en Silverstone, y medidas para reducir el fenómeno aerodinámico conocido como «porpoising».El presidente de la FIA, Mohamed Ben Sulayem, dijo que la entidad «tiene el deber de actuar y garantizar que los pilotos no corran un riesgo indebido de sufrir lesiones como consecuencia de este fenómeno».