Un grupo de balseros cubanos llegó a las costas del sur de la Floridaa horas de la llegada de la tormenta tropical Elsa, según fue captado por videos de gente que se encontraba en la playa.

En las imágenes puede verse que se trata de al menos cinco personas, que escaparon apenas tocaron tierra firme, a eso de las 8:45 de la mañana del martes. Sitios locales reportaron que las personas desembarcaron y caminaron hacia la playa “alegres riendo”, mientras preguntaban cómo llegar a Miami Beach.

Los balseros desembarcaron por Hallandale Beach, ciudad al norte de Miami.

Las embarcaciones precarias en las que llegan los cubanos a FloridaLas embarcaciones precarias en las que llegan los cubanos a Florida

La Patrulla Fronteriza, que llegó una media hora después de la llegada de los cubanos, dijo que había encontrado el bote en el que llegó el grupo, pero hasta el momento no fue informada ninguna detención.

En el video se escucha a la persona que filma impresionada con la llegada de los inmigrantes: “Brother (hermano) no puedo creerlo, una balsa acaba de llegar de Cuba, mira eso, ellos lo lograron. Ellos llegaron de Cuba en un bote”.

Durante el presente año fiscal, que comenzó el pasado 1 de octubre, los balseros cubanos interceptados en el mar sumaron 512, la mayor cifra desde la suspensión de la política de pies secos/pies mojados que se había inaugurado en enero de 2017. La misma les daba protección como refugiados una vez que tocaban suelo estadounidense.

Los balseros generalmente llegan a Miami en embarcaciones precarias (Guardia costera)Los balseros generalmente llegan a Miami en embarcaciones precarias (Guardia costera)
La balsa en la que llegaron a Miami los cubanosLa balsa en la que llegaron a Miami los cubanos

El diario Granma, órgano oficial del Partido Comunista Cubano, afirmó que las medidas que mantiene EEUU incentivan a los cubanos para que salgan “irregularmente hacia territorio americano, poniendo en riesgo sus vidas”.

EEUU redujo al mínimo la actividad y el personal de su embajada en La Habana y desvió los servicios consulares a terceros países después de que en 2017 casi una treintena de diplomáticos estadounidenses sufriera unos misteriosos “incidentes de salud” cuyos motivos aún no han sido aclarados.

Mientras tanto, la crisis interna en Cuba se agudiza. La isla vive su peor crisis en 30 años, con serios problemas de escasez de alimentos y productos básicos, a lo que el régimen ha respondido incrementando la represión contra los disidentes, emprendedores, artistas y activistas por los derechos humanos.