La inmunización contra covid-19 está avanzando a ritmo dispar en el mundo, imponiendo reglas para los viajes internacionales.

La siguiente es una guía exhaustiva sobre lo que debes saber, y hacer, si vienes a los Estados Unidos o si viajas desde el país al exterior.

Para los viajeros a Estados Unidos

Todo pasajero que llega por avión a los Estados Unidos debe llenar un formulario antes de abordar el avión en el aeropuerto de origen que da fe bajo juramento o bien que ha tenido una prueba de covid-19 negativa (realizada tres días antes del día del vuelo) o una prueba de que se ha recuperado de covid-19.

Este formulario es una declaración que debe llenarse para cada pasajero de 2 años y más. El padre, madre, o guardián que viaje con el menor (se considera menor hasta los 17) o con una persona incapaz de llenar el formulario por sí misma debe llenarlo en su nombre.

Todo pasajero que viaje debe llenar esta declaración: la medida está vigente para visitantes de todos los países.

Requisito de declaración del pasajero

La declaración que el pasajero debe llenar es la siguiente:

Yo (el nombre del pasajero) he leído la información divulgada, pertinente a mi obligación de tener tener un resultado negativo en la prueba de COVID-19 o de haberme recuperado de COVID-19 después de haber tenido la infección por SARS-CoV-2 y contar con la autorización para viajar, a fin de que pueda embarcar una aeronave que parta de un país extranjero con destino a los Estados Unidos.

Seleccione una de las opciones que corresponda:

Doy fe de que he tenido un resultado negativo en la prueba de COVID-19 antes de la partida. Fue una prueba viral realizada con una muestra que me tomaron durante los 3 días calendario anteriores a la partida del vuelo.

Doy fe de que me he recuperado de COVID-19 en los últimos 3 meses (90 días), o el período especificado en las guías actuales de los CDC, después de haber dado positivo al SARS-CoV-2 y haber recibido autorización para viajar de un proveedor de atención médica con licencia, o un funcionario de salud pública.

En nombre de (el nombre de la persona, si es un menor o alguien no capacitado para llenar el formulario por sí mismo) doy fe de que esta persona ha tenido un resultado negativo en la prueba de COVID-19 antes de la partida. Fue una prueba viral realizada con una muestra que le tomaron durante los 3 días calendario anteriores a la partida del vuelo.

En nombre de (el nombre de la persona, si es un menor o alguien no capacitado para llenar el formulario por sí mismo) doy fe de que dicha persona se ha recuperado de COVID-19 en los últimos 3 meses (90 días), o el período especificado en las guías actuales de los CDC, después de haber dado positivo al SARS-CoV-2 y haber recibido autorización para viajar de un proveedor de atención médica con licencia, o un funcionario de salud pública.

Se deben tener a mano, además del pasaporte, el original (de ser posible) o una copia de los resultados negativos de la prueba de covid o del tratamiento recibido y el alta médica que indiquen claramente las fechas que cumplan con los requisitos de las aerolíneas.

Según la ley federal de los Estados Unidos, cada pasajero que vaya a abordar un avión debe proporcionar esta declaración. Los CDC alertan que no proveerla, o presentar información falsa o engañosa podría causar la demora del viaje, que no se le permita al pasajero embarcar en ese viaje o vuelos futuros, o que el pasajero se ponga a sí mismo o a otras personas en riesgo de sufrir daños, como lesiones corporales graves o la muerte.

Todo pasajero que no cumpla con estos requisitos podría estar sujeto a sanciones penales. Proporcionar intencionalmente información falsa o engañosa puede traer como consecuencia multas penales e incluso tiempo en prisión.

Por supuesto, se debe usar máscara durante el vuelo y mantener la distancia de 6 pies (2 metros).

Según se indica en el documento que compila esta normativa, los objetivos primordiales por los cuales se lanzó esta directiva son:

Preservación de la vida humana;

Prevenir la introducción, transmisión y propagación del virus que causa COVID-19 en los Estados Unidos, incluidas las nuevas variantes del virus;

Preservar la salud y la seguridad de los miembros de la tripulación, los pasajeros, el personal del aeropuerto y las comunidades; y

Preservar los recursos hospitalarios, de atención médica y de respuesta a emergencias dentro de los Estados Unidos.

Las aerolíneas aceptan como pruebas de vacunación, los certificados oficiales que muestren la aplicación de vacunas aprobadas en el país de origen.

Este requisito existe solo para personas que llegan al país por avión.

Para viajeros de los Estados Unidos a Europa

Los estadounidenses que estén completamente inmunizados contra covid podrán viajar a países de la Unión Europea este verano, según confirmó el 25 de abril la Comisión Europea, la rama ejecutiva de la unión.

Una persona está completamente inmunizada luego de pasar dos semanas de la segunda dosis de las vacunas de Pfizer o Moderna, o la dosis única de Johnson & Johnson.

La Unión Europea ha propuesto la creación de una versión internacional del Certificado Digital Verde, una suerte de prueba de vacunación contra covid-19 que habilite a las personas a viajar con mayor libertad. Este certificado ya se emite entre ciudadanos de la unión para viajar más libremente entre los países miembros.

La comisión, formada por 27 países miembros de la Unión Europea, aprobó avanzar con la apertura del continente de manera unánime. Esta decisión ha sido impulsada por el ritmo rápido de la vacunación en los Estados Unidos, y, además, porque el país está utilizando tres vacunas aprobadas por la European Medicines Agency (la Administración de Drogas y Alimentos europea).