Valtteri Bottas volvió a cosechar los resultados y tuvo una carrera perfecta para volver a subirse a lo más alto del podio un año después de que lo hiciera en Rusia 2020. Red Bull al fin pudo hacer el esperado doblete, donde Max Verstappen se queda en segundo y Checo Pérez, que aprovechó el error de Lewis Hamilton se quedó en tercero.

La segunda posición para Verstappen le regresó el primer lugar del campeonato sobre Hamilton, quien tuvo una carrera destacada desde que partió en el puesto once por una sanción, pero pudo abrirse paso para estar en los primeros lugares.

El progreso del piloto inglés lo puso en una pelea cara a cara con Checo Pérez, quien le logró mantener la posición y aprovechó las malas decisiones de Mercedes, quienes mandaron a pits en las últimas vueltas a Hamilton, lo que le dio la oportunidad al mexicano de tomar el puesto tres y ya no soltarlo.

Hamilton cuestionó la decisión de detenerse y espetó “déjame en paz” cuando el ingeniero de carrera Peter Bonnington le informó de la brecha con Pierre Gasly en sexto lugar. “Mierda, hombre, ¿por qué renunciaste a ese lugar?” añadió.

Sebastian Vettel, fue el único piloto que intentó cambiar a unas llantas de seco, pero una vez que probó las llantas inmediatamente se arrepintió de su decisión tras perder varios puestos por la falta de control, y tuvo que volver a las intermedias una vuelta después.