Las reglas para los viajes dentro de la Unión Europea cambian, quedando atrás las exigencias de tests de diagnóstico o cuarentenas a los viajeros que vengan de países con alta transmisión de contagios. Así lo han acordado los ministros comunitarios de Asuntos Exteriores en su revisión de las reglas de los viajes entre países miembros.

No obstante, los ministros europeos se han reservado la posibilidad de echar el freno de emergencia en caso de que otra variante apareciese dando un vuelco a la situación, tal y como ocurrió con Ómicron.

Si esto pasara, se contemplaría la vuelta al escenario actual. Para facilitar la detección a tiempo de nuevas variantes, la Unión Europea se ha comprometido a aumentar el número de secuenciaciones de los contagios.

A continuación les exponemos los 3 cambios clave que se establecen en la nueva normativa:

Ni cuarentenas ni tests adicionales, sin importar el país de procedencia

La posesión de un pasaporte Covid en regla será, el único requisito para un ciudadano europeo viaje a otro país de la UE con normalidad. Este certificado se puede conseguir siempre que se esté vacunado o que se haya pasado la enfermedad en los últimos seis meses. Como alternativa al certificado, sigue siendo valida la presentación de un test diagnóstico, antígenos o PCR.

Hasta ahora, dependiendo del nivel de contagios del país desde el que se viajaba, el país de llegada se reservaba el derecho a solicitar un test o una cuarentena al recién llegado. Sin embargo, la nueva normativa exige al viajero europeo un pasaporte Covid en regla como condición única para la entrada en cualquier país miembro de los 27, independientemente del país desde el que hayan viajado.

Cambio en el tiempo de validez del test de antígenos

El test de antígenos como mecanismo de obtención del certificado Covid cambia su periodo de validez y tendrá que hacerse 24 horas antes de viajar, en vez de las 48 horas establecidas anteriormente. Los Estados miembros deberán aceptar tanto los antígenos como las PCR.

Certificados con una, dos o tres pautas

En lo que respecta a las vacunas, los miembros de la UE deberán aceptar la llegada de los vecinos comunitarios que certifiquen haber recibido la segunda dosis como mínimo 14 días antes, y en el plazo de los últimos nueve meses. Si pasado este tiempo no se ha aplicado la tercera dosis, el certificado pierde su validez.

Las excepciones al requisito de las dos dosis son: que el ciudadano se haya vacunado con Janssen, que haya pasado la enfermedad, o que haya recibido la tercera pauta de la vacuna.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER