Karim Benzema se enfrentará  a la justicia por su presunta implicación en el caso de extorsión a Mathieu Valbuena por el que fue expulsado de la selección en 2015. La citación ante la justicia francesa se produce en uno de los mejores momentos de forma del ariete, que se encuentra entre las quinielas de cara hacerse con el Balón de oro en noviembre .

El proceso que ha ensombrecido su imagen y que le mantuvo cinco años ausente de la selección, en particular durante la Eurocopa de 2016 y el Mundial de Rusia en el que Francia se proclamó campeona, podría truncar su carrera en el mejor momento, ya que podría ser condenado a cinco años de cárcel y 75.000 euros de multa. 

Aunque sus abogados no confirman su presencia en la vista -por la apretada agenda del jugador que incluye los partidos ante el Shakhtar Donetsk y el Barça- Benzema podría regresar a Versalles, la ciudad donde pasó una noche en el calabozo en noviembre de 2015, antes de ser procesado por complicidad de chantaje y asociación de malhechores, cargo este último que no fue mantenido por la acusación.

Desde entonces han fracasado todos los intentos de sus abogados de sacarle de un caso en el que, según su propio testimonio, solo obró de buena voluntad para ayudar a Valbuena, que estaba siendo sometido a un chantaje.

La justicia le reprocha haber actuado en favor de los chantajistas cuando el 6 de octubre de 2015, durante una concentración de la selección en Clairefontaine, ofreció a su compañero la ayuda de un intermediario para desembarazarle del problema. Se trataba de Karim Zenati, amigo de infancia de Benzema, que previamente había advertido al delantero del Madrid de la existencia de un vídeo de carácter sexual en el que aparecían Valbuena y su esposa.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER