Muchos compradores en EE.UU. han dejado de comprar ropa y otros artículos discrecionales debido a quela inflación más alta en cuatro décadas afecta sus bolsillos.

Eso dejó a Walmart (WMT) y otros minoristas atrapados con demasiada ropa y cosas más costosas en sus estantes. Para ayudar a eliminar el atraso, Walmart está bajando los precios de algunos artículos y rebajando los productos.

«Los crecientes niveles de inflación de alimentos y combustibles están afectando la forma en que gastan los clientes», dijo el director ejecutivo de Walmart, Doug McMillon, en un comunicado de prensa. «La ropa en Walmart EE.UU. requiere más dólares de descuento».

La compañía espera una desaceleración en el gasto de los clientes en mercancías generales en la segunda mitad del año, dijo McMillon.

Walmart es el minorista más grande de Estados Unidos y su decisión podría incitar a los rivales a bajar los precios en estas áreas.

Si bien los precios más bajos y las rebajas son buenas noticias para los compradores, significan menores ganancias para las empresas. La ropa y la mercancía general son más rentables para Walmart que los comestibles y los artículos de consumo.

Walmart, en su anuncio, recortó su perspectiva de ganancias para el segundo trimestre y el resto del año.

Las acciones de la empresa cayeron un 9% durante las operaciones posteriores al cierre. Las acciones de Amazon (AMZN), Target (TGT) y de otros minoristas también cayeron tras las noticias de Walmart.