Al menos 68 reos fallecieron tras enfrentamientos registrados en la principal cárcel de la ciudad ecuatoriana de Guayaquil, donde en septiembre pasado murieron otros 118 presos en una masacre, atribuida por las autoridades a luchas de poder entre bandas relacionadas con el narcotráfico.

“Según información preliminar, alrededor de 68 presos fueron asesinados y otros 25, heridos”, escribió la Fiscalía .

El organismo indicó que abrió una investigación por “los hechos violentos y asesinatos registrados la noche del (viernes) y madrugada del (sábado) al interior de la Penitenciaría del Litoral, en Guayaquil”.

Enfrentamientos

Pablo Arosemena, gobernador de la provincia de Guayas, cuya capital es Guayaquil, explicó que los enfrentamientos comenzaron cuando un grupo de reos buscó acorralar a los recluidos en el pabellón 2, que se quedó sin su cabecilla luego de que la Justicia lo dejara en libertad al haber cumplido el 60% de su condena.

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, durante el mensaje a la nación en el que anunció la declaración del estado de excepción en el país.

“Al estar ese pabellón sin cabecilla, otros pabellones, con otras bandas, pretendían doblegarlos, entrar a hacer una masacre total“, señaló Arosemena en una rueda de prensa al detallar que en el pabellón 2 están recluidas aproximadamente 700 personas.

La Policía usó gases lacrimógenos para disuadir la situación, sostuvo Arosemena al apuntar que los reos que intentaban entrar al pabellón 2 no solo disparaban “y hacían detonaciones, sino que estaban tratando de hacer un hueco en la pared” para ingresar.

“Al mismo tiempo quemaban colchones, generando humo tóxico“, afirmó el gobernador de Guayas al anotar que el ingreso de la Policía al pabellón en la madrugada “permitió salvar vidas”.

Un violento motín en esta prisión de Ecuador ha terminado con 24 reclusos muertos. Durante la operación se desplegaron 400 efectivos entre policía y ejército para evacuar al personal de la cárcel y retomar el control. Se trata de una penitenciaría que en los últimos meses ha sido testigo de sangrientas peleas entre bandas. A las afueras, la policía tuvo que crear un cinturón de seguridad para contener a los familiares que se agolpaban a las puertas. Es un problema extendido entre las cárceles de Ecuador que cuenta con un sistema penitenciario superpoblado. Las asociaciones de derechos humanos piden investigar a fondo esta violencia desatada porque sólo este año se han producido 3 motines que se han saldado con un total de 125 reclusos muertos.

Según las autoridades, todo comenzó cuando los reos del pabellón 3 empezaron a atacar a los del pabellón 2, mientras que los presos de los pabellones 7, 8 y 9 ingresaron al área denominada como “transitoria”, que es donde ocurrieron la mayoría de muertes.

Una lista de los nombres de los presuntos fallecidos en la transitoria se empezó a distribuir desde temprano entre los familiares que se estaban en los exteriores de la cárcel.

Durante la madrugada hubo una transmisión en vivo por Facebook que se hizo viral en redes, en la que un hombre, que decía estar dentro del pabellón 2, pedía, con el sonido de las balas de fondo, que la Policía y los militares ingresen a controlar la situación.

El presidente ecuatoriano, Guillermo Lasso, quien el pasado 29 de septiembre declaró el estado de excepción en el sistema penitenciario, mantenía este sábado una reunión con el Comité de Seguridad para analizar la situación y anunciar medidas.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER