La tendencia de los combustibles alternativos llegó al mundo del whisky; y esta empresa escocesa tomó la iniciativa de reutilizar los residuos que se generan en el proceso de producción.

Una destilería SPEYSIDE ha lanzado una iniciativa pionera para hacer funcionar sus entregas a las empresas con biogás verde elaborado a partir de los residuos de su propio proceso de destilación.

En una primicia mundial para la industria de las bebidas alcohólicas y, utilizando tecnología única desarrollada por su empresa matriz William Grant & Sons, la destilería Glenfiddich de Dufftown está convirtiendo sus desechos y residuos de producción en un gas combustible ultrabajo en carbono (ULCF), que produce un mínimo de dióxido de carbono y otras emisiones nocivas.

Los usuarios de las carreteras locales pronto verán camiones con la orgullosa declaración: “Impulsado por Glenfiddich – convirtiendo los residuos de whisky en combustible ultra bajo en carbono”.

William Grant & Sons planea hacer que la tecnología esté disponible en toda la industria del whisky escocés para respaldar la descarbonización del transporte en línea con los objetivos netos cero de los gobiernos del Reino Unido y Escocia.

Ya se han instalado gasolineras en la destilería

Stuart Watts, director de destilerías de William Grant & Sons, dijo: “Ha sido necesario más de una década para que Glenfiddich se convierta en la primera destilería en procesar el 100% de sus residuos en su propio sitio yluego en ser la primera en procesar estos residuos en combustible de biogás para alimentar sus camiones para, finalmente, ser el primero en instalar una estación de abastecimiento de combustible para camiones de biogás suministrada por nuestra instalación de energía renovable en el lugar.

Más (eco)lógico

A lo largo de todo el ciclo de vida de la producción, el biogás reduce el dióxido de carbono (CO2e) en más del 95% y otras partículas nocivas y las emisiones de gases de efecto invernadero hasta en un 99% en comparación con el diésel y otros combustibles fósiles.

Cada camión desplazará hasta 250 toneladas de CO2e al año, lo que tiene el mismo beneficio ambiental que plantar hasta 4000 árboles cada año, el equivalente a desplazar el gas natural, un combustible fósil, de 112 hogares.

Watts agregó: “Estamos orgullosos de estos avances en energía renovable en nuestra industria a medida que aumentamos los beneficios de descarbonización de este proceso de ciclo cerrado en toda nuestra flota de transporte”.