Dos partidos ha necesitado nada más Radamel Falcao para romper los esquemas de la Liga con el Rayo Vallecano. El Tigre ha renacido en su regreso a España de la mano del club rojiblanco. Pocos comienzos se recuerdan tan rompedores como el de Radamel. Saliendo en los dos partidos desde el banco y aprovechando los minutos como si fueran los últimos de su carrera.

Y es que tan solo ese tiempo ha necesitado Falcao para convertirse en el héroe de Vallecas. Sus datos son de echarse las manos a la cabeza. Dos goles en apenas 49 minutos que ha saltado hasta ahora al campo.

En el primer partido, contra el Getafe, salió al terreno de juego en el minuto 70 del partido. Suficiente para anotar su primer gol con la camiseta del rayo en la goleada (3-0) sobre el Getafe. El Tigre recibió un balón dentro del área para posteriormente fusilar

En este segundo encuentro saltaba al campo en lo que ya se puede denominar ‘los minutos Falcao’. El último cuarto de hora en el que huele la sangre la de su adversario para asestar el golpe certero. Contra el Athletic conseguí el gol sobre la bocina, en el minuto 95 del juego, para darle la victoria y tres puntos valiosísimos a su equipo.

Y es que muchas dudas había sobre el rendimiento que podría dar Falcao en su regreso a la Liga después de su paso por el fútbol turco. Todas esas dudas las ha disipado el Tigre en tan solo dos juegos en los que ha confirmado que sigue teniendo bien latente ese olfato goledaor que lo ha convertido en uno de los mejores rematadores de los últimos tiempos.