Un jardinero cortaba el césped de la vivienda de su madre en Buenos Aires, en la localidad de Balcarce, cuando tuvo que llamar al 911 al encontrar un insólito hallazgo. Encontró un pene dentro de un frasco  mientras quitaba la maleza

Sucedió, mientras el hombre trabajaba con la bordeadora en el jardín delantero de la casa de su madre y rompió un frasco que inmediatamente comenzó a emanar un olor nauseabundo. Cuando el jardinero sospechó que lo que se encontraba dentro del bote eran restos humanos, llamó inmediatamente a la policía.

El personal de la Policía Científica llegó al lugar en pocos minutos y, rápidamente, confirmó al jardinero que se trataba de un pene, pero enseguida levantaron el secreto de sumario para comenzar las investigaciones.

“El miembro estaba en un frasco que rompió el jardinero accidentalmente mientras desmalezaba”, explicaron los portavoces de la Policía de Buenos Aires, quienes confirmaron también que el joven no había estado en la vivienda desde hacía tres meses.

La investigación policial

En estos momentos, los investigadores no descartan ninguna hipótesis y aseguran que existe una “ventana muy amplia” de posibilidades que pudieran explicar esta insólita situación.

El motivo principal de que haya tantas hipótesis es que “al estar en el frasco, estos restos podrían conservarse por bastante tiempo”, explicó la Policía, por lo que no se sabe cuántos días pasaron los restos en el frasco antes de descubrirse, por eso los investigadores se disponen a llevar a cabo las pertinentes pruebas forenses.