Cambio de regla

En cuanto a la nueva política de evitar la detención de embarazadas y lactantes, ICE dijo que la norma conocida este viernes es incluso más amplia que durante la era de Obama, cuando el Biden era vicepresidente.

La agencia dijo que “emitió una nueva política para las personas que se sabe que están embarazadas o amamantando, que incluye un año de posparto en reconocimiento del tiempo necesario para el desarrollo infantil y el vínculo entre padres y madres”.

“La política, que complementa los estándares nacionales de detención de ICE, los estándares residenciales familiares y las políticas del ICE Health Service Corps (IHSC), establece que ICE no debe detener, arrestar o poner bajo custodia por una violación administrativa de las leyes de inmigración a personas que se sabe que están embarazadas, después del parto. o amamantar, a menos que la liberación esté prohibida por la ley o existan circunstancias excepcionales”, precisó.

“ICE está comprometido a salvaguardar la integridad de nuestro sistema de inmigración y preservar la salud y seguridad de las personas embarazadas, en posparto y lactantes”, dijo Tae D. Johnson, director interino de ICE, Tae D. Johnson.

“Dadas las necesidades únicas de esta población, no detendremos a personas que se sepa que están embarazadas, en período de posparto o lactantes a menos que la ley prohíba su liberación o existan circunstancias excepcionales. Esto refleja nuestro compromiso de tratar a todas las personas con respeto y dignidad sin dejar de hacer cumplir las leyes de nuestra nación”, señaló.

Desde que Biden asumió el mando de la Casa Blanca el 20 de enero, prometió revertir la política de tolerancia cero de Trump, respetar el debido proceso migratorio y tratar a los inmigrantes de manera humana y justa. Además, ha pedido al Congreso aprobar una reforma migratoria que saque de las sombras a los 11 millones de indocumentados y les conceda una vía a la ciudadanía.