Hay Tom Brady para rato. El veterano quarterback y Tampa Bay han llegado a un acuerdo para mantenerlo al mando de la franquicia un año más, es decir, el campeón del Super Bowl LV se queda hasta el 2022.

El acuerdo tiene sentido para ambas partes, ya que Brady pretende seguir jugando hasta los 45 años, algo que lo convertiría en uno de los jugadores más veteranos en la NFL y el quarterback titular de más años de la historia. Mientras que, para los Bucs, significa un año más en el plan de Bruce Arians para llevar a la franquicia a lo mas alto de la liga.

La extensión de Brady también ayuda a Tampa Bay con el tope salarial, ya que la medida les ahorra $19 millones, todo esto para que el equipo pueda mantener a la mayor cantidad de jugadores posibles para la próxima temporada.

La extensión agrega un año adicional a su contrato original de dos años y $ 50 millones. Los Bucs agregaron años vacíos al final del acuerdo para reducir aún más el tope salarial del mariscal de campo.

Con esto se mantiene a Brady en el equipo que lo vio conseguir su séptimo anillo del Super Bowl, logrando 4633 yardas, 40 touchdowns, 12 intercepciones en los 16 juegos de la temporada.

Tom Brady ‘quiere mantener al equipo unido’

Imagen

Horas después de anunciarse su renovación con los Bucs, Brady compartió una foto de él firmando el contrato, además de agregar que está en la búsqueda de su octavo anillo del Super Bowl.