En 16 años, ningún equipo de la NFL ha sido capaz de ganar dos Super Bowl consecutivos. Tom Brady y los Tampa Bay Buccaneers buscarán lograr una hazaña que no se ha convertido en una generación.

Brady aseguró en 2009 que le gustaría jugar hasta los 41 años. En 2017, subió el margen a mediados de los 40’s. Hoy, sería una sorpresa que no juegue pasados los 45, más allá de la campaña 2022.

La temporada pasada, con 43 años de edad, Tom Brady pasó para más touchdowns que Patrick Mahomes, lanzó más yardas que Aaron Rodgers y ganó, con los Buccaneers, el Super Bowl por 22 puntos.

Comparado con otros atletas legendarios del deporte estadounidense, Brady está en plenitud. Wayne Gretzky (dos veces bicampeón de la Stanley Cup) se retiró a los 39 años del hockey profesional; Michael Jordan (seis veces campeón de la NBA) vivió su último gran año a los 34Peyton Manning (dos Super Bowls) dejó el fútbol americano a los 40 años.

En la platica, Tom dijo sobre el retiro: “Yo sabré cuando sea el momento. Si no soy un quarterback de nivel para campeonato, entonces no jugaré. Si pienso que puedo ganar un campeonato, jugaré.”

“La vida es siempre acerca de cambiar y adaptarse a diferentes circunstancias. Hoy, el mundo quiere culpar, humillar, juzgar y temer a todo al mismo tiempo. No deberíamos enseñar eso a los niños, nunca diremos ‘así es como le sacarás el máximo provecho a la vida’, mientras culpas a los demás cuando las cosas no salen bien. Mucho menos dejarnos llevar por querer las cosas a nuestra manera pero no permitir que los demás lo hagan a la suya. Todos los días vengo intentado hacerlo, espero que este sea mi mejor año”, cerró Brady.

Los campeones defensores han perdido sus dos partidos de pretemporada, contra los Bengals (14-19) y frente a los Titans (3-34). Cerraran la preparación vs los Texans este 28 de agosto, en el NRG Stadium, de Houston.

Por otro lado, comenzarán la campaña regular oficialmente el próximo 9 de septiembre, cuando el cuadro titular reciba a los Cowboys en el Raymond James Stadium, de Tampa.