Otra semana más, la ola de calor continúa azotando Estados Unidos, desplazándose al este y al sur, donde se prevén temperaturas extremas.

De acuerdo con las previsiones del National Weather Service (NWS), durante esta semana el calor asfixiante que se ha sentido en los estados del Medio Oeste superior y el norte de las Grandes Llanuras se desplazará al sur y al sureste.

Hacia la mitad y el final de la semana, se prevé que, en Atlanta, Nashville, Memphis, Little Rock, y St. Louis, se batan todos los récords de temperaturas altas.

El pronóstico es que, para esta semana, aproximadamente el 70% de la población estadounidense esté bajo temperaturas en torno a los 90 grados Fahrenheit.

Mientras que un 20% enfrentará temperaturas mayores a los 100 grados. Minneapolis, Chicago, Nashville, Memphis, Dallas, New Orleans y Atlanta serán algunas de las áreas que enfrentarán ese calor extremo

El calor es el fenómeno climático que más mata cada año en Estados Unidos, por lo que las olas de calor se consideran una amenaza para la salud pública.

El NWS señala que las temperaturas altas de estas semanas son “excesivas” y “bien por encima de la media” para este momento del año.

En estados como Tennessee, Alabama, Mississippi, Georgia, Louisiana y Arkansas, entre otros lugares, las temperaturas del aire combinadas con la alta humedad llevarán los índices de calor a niveles peligrososentre 105 y 110 grados, para la mitad y final de la semana.

Se espera que este fin de semana haya una ola de calor que se situará principalmente en la Costa del Golfo.

El cambio climático se muestra cada vez con más fuerza, y causa olas de calor cada vez más fuertes y prolongadas. Además, propicia la sequía, que actualmente está catalogada como la peor en los últimos 1,200 años.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER