La Major League Soccer (MLS) de Estados Unidos pretende acabar con las simulaciones en el fútbol y, para eso, comenzará a probar una inédita regla que perjudicará a los jugadores “teatreros”.

La idea de la liga más importante de fútbol del país norteamericano quiere evitar que se pierda tiempo deliberadamente con deportistas que hagan tiempo o simulen lesiones.

¿Cómo funcionará? Cada jugador que pase 15 segundos en el suelo tras recibir una infracción será retirado inmediatamente en camilla y ya fuera de la cancha, será atendido por un cuerpo médico especializado.

Tal como ocurre en otros deportes cuando los atletas reciben una tarjeta, los futbolistas retirados con asistencia deberán estar fuera de la cancha por 180 segundos cronometrados: es decir, estarán 3 minutos sin poder reingresar al campo.

Habrá excepciones. Por ejemplo, los golpes en la cabeza, problemas cardíacos u otros eventos más graves, podrán ser atendidos todo el tiempo que sea necesario.

Vale señalar que la rupturista medida será aplicada primero en la MLS Next Pro, liga de proyección donde solo participan jugadores juveniles.

Los resultados serán analizados posteriormente por la MLS, donde decidirán si su aplicación dio los resultados esperados o se desecha por completo.