Por: Nelson Merchán-Cely

No hay duda que nuestro desconocimiento de muchísimas cosas, costumbres, historia, geografía, etc. nos limitan, en grado sumo, participar activamente en conocer el desarrollo del país, a duras penas estamos al tanto de las noticias, unas presentadas en inglés y otras en español. Y qué tal las que se salen de los canales oficiales para inventarse cualquier cosa. Aun así debemos reconocer que 98 por ciento de los enfermos del Covid-19 no se han vacunados y se encuentran  en los hospitales. 

Solo hasta ahora se producen resultados que debieran juzgarse con anterioridad. Tomaron tanto tiempo para reconocer qué pasó, quiénes fueron los autores, número de muertos, heridos, etc. a pesar de haberse visto en todos los noticieros y publicaciones por 7 meses. De las manifestaciones, violaciones, muertos, roturas de ventanas, puertas, fotocopias de libros propios de la Cámara de Representantes, etc. etc. y solo hasta ahora se está juzgando.

Uno de ellos es el que sucedió en enero 6, 2021 en el Capitolio en Washington. D. C.  No hay duda que todo el mundo sabe que paso y quienes lo promovieron, quienes participaron y quienes lo manejaron, pero obviamente siendo una manifestación política que seguramente se fraguó con muchísima anticipación y participación, según dicen, con participación de la Casa Blanca, de miles y miles de gentes, inclusive Representantes republicanos, arengando a su gente como si ese fuera su trabajo ¿y el trabajo que?

Sin lugar a dudas alguien originó ese tipo de manifestación multitudinaria con sus uniformes, banderas,  equipo para trepar  paredes, armas, gases, cámaras para captar la primicia, todo esto se hizo con dinero y participación que pronto sabremos. ¡Ah! pero finalmente ahora empezamos a ver las cosas más interesantes a la luz del día. 

Quién pagó, transporte, hoteles, buses, banderas, armamento. Quién dio las órdenes para que todo un sequito pro-Trump de seguidores actuara y movilizara gente y malhechores, que en forma desbocada se unieran para darnos una demostración de lo que un dirigente de un movimiento político no se paraba en nada, violar el Capitolio y nuestra Constitución, como si nada hubiera pasado.  

Pero uno se pregunta, y es que estamos en un país de ciegos que no se iban a dar cuenta de la brutalidad que estaban propiciando y que todo quedaría al descubierto, inclusive con la posibilidad de que MacCarty, Jordan y Trump sean llamados a presentarse ante el respectivo Consejo Selectivo creado por la Vocera de la Cámara de Representantes, Nancy. Pelosi. Imposible, ¿verdad? Seis meses para que la minoría republicana del Senado estuviera en contra de la investigación. “El que la debe la teme”. 

Lo que uno no puede entender es como un país pionero de la democracia, al tratar de definir los responsables de semejante violación, los Senadores Republicanos en el Senado, no permitieran que se realizara la investigación del caso. ¿Será que hay indicios que los involucran?

La vocera de la Mayoría Demócrata en la Cámara de  Representantes, Nancy Pelosi, asumió la responsabilidad que le da la ley, con el fin de aclarar lo acaecido en enero 6, 2021. Obviamente que los republicanos tenían que ir en contra pues temen que todos sepamos que paso y se les dañe las próximas elecciones y obviamente las del 2024. ¡Veamos qué ingenuidad!

La Sra. Pelosi logró su objetivo, además rechazó a los Reps. Jim Jordan (R-Ohio) and Jim Banks (R-Ind.). Por otro lado la representante republicana  Liz Cheney (R-Wyo.) y Rep. Adam Kinzinger (R-Ill.) junto con 6 representantes demócratas dieron comienzo a la investigación con la contundente presentación de los oficiales de la Policía que ¡defendieron con su vida el Capitolio!  

Dada la acción de la Representante Cheney a participar en el citado comité, el vocero republicano en la Cámara,  Kevin McCarthy (R-Calif) trató, pero no pudo sacarla, del poderoso “Armed Services Committee” de la Cámara de Representantes del partido republicano. 

Pero veamos que pasa en la parte judicial del vandálico Enero 6. Hodgkins, was sentenced to eight months in federal prison and two years of supervised release. Is the first sentencing from the deadly assault on the U.S Capital by a mob of Trump supporters. He was “truly remorseful and regretful” for his actions on Jan. 6. 

Traducción: 8 meses de cárcel y 2 años de libertad supervisada. Hodgkins se declaró que estaba verdaderamente con remordimiento y arrepentimiento por sus acciones en Enero 6. 

¿Y el Juez que ha dicho? The Judge said the damage the rioters caused: “Will persist in this country for several decades.”.  “It will make harder for the government to promote democracy abroad and harder to convince young Americans that democracy stands as the foundation of this nation”.

Traducción: El Juez dijo: El daño que los asaltantes causaron: “Persistirá en este país por varias décadas”. “Le será más difícil para el gobierno promover la democracia en el exterior y más difícil convencer a la juventud norteamericana que la democracia sigue vigente cómo los cimientos de esta nación”.