Las pruebas olímpicas de atletismo en Estados Unidos siguen dejando hazañas rumbo a Tokyo 2020, donde Sydney McLaughlin rompió el récord en los 400 metros con vallas al cronometrar en la final 51.90 segundos.

Fue tras el último obstáculo que McLaughlin logró apretar para tomar el primer puesto que mantuvo Dalilah Muhammad en prácticamente toda la competencia y logró cerrar fuerte para frenar el tiempo en 51.90 siendo el nuevo récord mundial y lograr su lugar en Tokyo 2020.