El Comité Judicial del Senado celebró una audiencia para debatir sobre dos proyectos de ley aprobados en marzo por la Cámara de Representantes, pero sin ningún resultado.

Las iniciativas incluyen un camino a la ciudadanía para entre 2 y 3 millones de inmigrantes indocumentados(dreamers, titulares del Estatus de Protección Temporal -TPS- y trabajadores agrícolas) que llevan tiempo en Estados Unidos y carecen de antecedentes criminales.

Los planes fueron aprobados el 18 de marzo con apoyo bipartidista. Los beneficiarios recibirían una residencia condicionada por 10 años al término de los cuales calificarán para recibir la residencia legal permanente (Green Card). Cinco años después serán elegibles para la ciudadanía por naturalización.

Nueve años después, DACA sigue incierto en medio de promesas de reforma migratoria

La audiencia

Una fuente demócrata del Senado dijo  que no hubo avance porque “faltan votos” en el pleno.

La aprobación de ambos proyectos de ley requieren de 60 votos a favor y los demócratas solo cuentan con 50. Los 10 restantes deben ser republicanos.

El fin de semana el senador Dick Durbin (demócrata por Illinois), presidente del Comité, aseguró que la reforma migratoria se encontraba más cerca que nunca, a 5 o 6 votos, pero no esclareció se refería a los votos en el Comité o en el pleno de la Cámara Alta.

Además, los votos de al menos cuatro senadores demócratas, Joe Manchin (West Virginia), Jon Tester (Montana), y los senadores por Arizona Kyrsten Sinema y Mark Kelly, están en duda.

“Las conversaciones continuarán”, dijo la fuente demócrata. Reconoció que no hay un acuerdo a la vista e indicó que las pláticas se enfocarán en incluir, en algún momento, los dos proyectos de ley en un acuerdo de reconciliación en la Cámara Baja.
Comité Judicial del Senado debatirá planes que incluyen ciudadanía para dreamers, titulares de TPS y campesinos

“Seguir esperando”

“Es un primer paso”, dice Juan Escalante, Juan Escalante, director de campañas digitales de FWD.us, un grupo de presión integrado por líderes de la comunidad tecnológica. “Pero el tiempo es limitado”.

Escalante, quien además es un dreamer protegido por la Acción Diferida de 2012 (DACA), indicó que “sabemos que Durbin está en conversaciones con ambos partidos. No nos sentimos decepcionados, pero si existe ansiedad de seguir esperando” por una solución permanente que desvanezca la amenaza de deportación para millones de indocumentados.

Esta tarde un grupo de dreamers se reunirá a puertas cerradas con la vicepresidenta Kamala Harris para hablar del escenario del programa a corto plazo y las conversaciones en el Senado.

Una reunión similar sostuvo el mes pasado el presidente Joe Biden con seis dreamers en la Oficina Oval de la Casa Blanca.