Simone Biles desconcertó a sus seguidores después de que se retirara de la prueba de gimnasia por equipos, donde estaban en juego las medallas. Después de los rumores acerca de los problemas que la obligaron a abandonar, Biles salió a aclarar que su ausencia no fue por problemas físicos, sino mentales.

“Di un paso atrás, porque no quería hacer algo tonto . Han sido muy estresante estos Juegos Olímpicos”; comentó al término de la competencia donde Estados Unidos consiguió la medalla de plata. “Solo estamos lidiando con un par de cosas en este momento. Así que nos vamos a concentrar en dirigirnos a otras competencias”; puntualizó.

Para la medallista olímpica, las horas previas a la competencia fueron duras. Biles argumentó que tuvo diversas complicaciones para soportar la presión: “Traté de salir y divertirme y los calentamientos en la parte de atrás fueron un poco mejores. Pero una vez que salí, lo mental no estaba ahí”.

Biles añadió que no ha podido disfrutar del todo las competencias, por lo que últimamente se encuentra trabajando en su salud mental: “Siento que tampoco me estoy divirtiendo tanto. Debemos proteger nuestro cuerpo y nuestras mentes y no solo hacer lo que el mundo espera que hagamos. Simplemente no confío en mí mismo tanto como antes. Apesta cuando sientes que tienes el peso del mundo”.

En cuanto a las críticas señaló que han sido cruciales en lo difícil que ha sido competir durante Tokyo 2020: “Lo quieres hacer por ti pero estás preocupado por lo que dicen los demás de ti. Ahora mismo la salud mental es muy importante en el deporte”.

Rusia volvió a los más alto de la gimnasia. El representativo brindó una enorme exhibición y aprovecho el abandono de Simone Biles para colgarse el oro en las pruebas por equipo. Pese al esfuerzo de Estados Unidos por recuperarse, se debió conformar con la plata.