El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi, de 84 años, se encuentra hospitalizado desde el lunes, informó su abogado Federico Cecconi durante una audiencia judicial en el tribunal de Milán.

“El doctor Berlusconi está hospitalizado desde el lunes por la mañana por motivos de salud”, anunció Cecconi, sin dar mayores detalles, según la agencia de noticias italiana Ansa.

Un funcionario de su partido, Forza Italia, se trata de controles médicos programados.

Su estado de salud “no suscita preocupación alguna”, subrayó.

EFE/EPA/ALESSANDRO DI MEO / POOL

El magnate, conocido por su vida disipada, lleva meses con distintos problemas de salud.

Desde 2006 utiliza un marcapasos y el año pasado superó la enfermedad de COVID-19 tras ser internado en el hospital San Raffaele de Milán con una neumonía bilateral.

En enero fue nuevamente hospitalizado durante unos días en el centro cardio-torácico de Mónaco por arritmias cardíacas.

Sus defensores solicitaron este miércoles que se archive el llamado juicio “Ruby Ter”, enésima parte del escándalo “Rubygate” tras las famosas veladas al ritmo de “bunga-bunga” que el magnate y entonces primer ministro organizaba con mujeres jóvenes en su lujosa mansión, cerca de Milán.

Berlusconi y otras 28 personas están siendo juzgadas por manipulación de testigos y falso testimonio.

El caso “Ruby Ter” se refiere al dinero otorgado por Berlusconi a varias personas, entre ellas jóvenes y músicos, que participaron en sus fiestas, a cambio del silencio.

Según la fiscalía, “la generosidad” de Berlusconi con esas jóvenes le costó unos diez millones de euros (casi 12 millones de dólares) entre 2011 y 2015, de los cuales unos siete millones de euros (más de 8 millones de dólares) corresponden a gastos en coches, residencias y regalos para Ruby, la marroquí Karima El Mahroug, quien era menor de edad cuando participó en las famosas fiestas.