Un nuevo estudio realizado en Estados Unidos ofrece más evidencias de que una sola dosis de una vacuna contra la COVID-19 de dos dosis podría ofrecer suficiente protección a las personas que ya habían tenido una infección con el coronavirus.

Esta conclusión, que se suma a otros estudios similares,   maximizaría el alcance de las vacunas,  permitiendo potencialmente que millones de personas más se vacunen.

“Nuestros hallazgos amplían a los de estudios más pequeños, que se han reportado en otros lugares, y respaldan a una estrategia potencial de proveer una sola dosis de la vacuna a las personas con antecedentes confirmados de infección con el coronavirus, junto con dos dosis para las personas que no se han infectado antes”, planteó la Dra. Susan Cheng, profesora asociada de cardiología y directora de investigación en salud pública del Instituto Cardiaco Smidt del Sistema de Salud Cedars-Sinai, en Los Ángeles.

En el estudio, Cheng y sus colaboradores evaluaron a casi 1,100 trabajadores de la salud del sistema Cedars-Sinai que habían recibido al menos una dosis de la vacuna de dos dosis de Pfizer/BioNTech. Las pruebas de anticuerpos midieron la respuesta de su sistema inmunitario a la vacuna.

La respuesta de anticuerpos de los participantes se revisó tres veces: antes o hasta tres días después de la primera dosis, en un plazo de siete a 21 días tras la primera dosis, y entre siete y 21 días tras la segunda dosis.

Según las encuestas completadas por los trabajadores de la de la salud, los investigadores identificaron a 35 que habían tenido infecciones con el coronavirus que habían recibido una sola dosis de la vacuna, y a 228 que no se habían infectado y que habían recibido ambas dosis de la vacuna.

Las pruebas de anticuerpos mostraron que ambos grupos tenían unos niveles y respuestas de anticuerpos específicos del coronavirus similares, según el estudio. Los resultados se publicaron en la edición en línea del 1 de abril de la revista Nature Medicine.

Se comprobó que en general los individuos que se habían recuperado de la COVID-19 desarrollaron una respuesta de anticuerpos tras una sola dosis de la vacuna,  comparable a la observada tras un régimen de vacunación de dos dosis.

“Parece que una sola dosis de refuerzo administrada a individuos con una infección anterior ofrece el mismo beneficio que dos dosis administradas a las personas sin una infección anterior”, añadieron los investigadores

Aún se necesitan más estudios para orientar las políticas de vacunación contra COVID-19, señalaron los autores del estudio.

Los investigadores anotaron que midieron los niveles de anticuerpos solo hasta 21 días después de cada dosis de la vacuna, y dijeron que es probable que un seguimiento más prolongado provea mejor información, sobre todo respecto a la duración de la inmunidad provista por una sola dosis en comparación con ambas dosis de la vacuna.

Los autores también dijeron que se necesitan más estudios para determinar si una sola dosis de otras vacunas contra la COVID-19 de dos dosis provee una protección similar a las personas que han estado infectadas.