Cinco profesores universitarios están siendo juzgados en la localidad marroquí de Settat acusados de chantajear sexualmente a sus estudiantes dentro del llamado caso “sexo por buenas notas”, una causa muy mediática en Marruecos,donde en los últimos años se han producido varios escándalos de este tipo en universidades.

Se trata de docentes de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad de Settat a los que se juzga en dos procesos diferentes pero por hechos parecidos: pedir favores sexuales a sus alumnas a cambio de subirles la nota. Su caso estalló a raíz de unas conversaciones publicadas con una supuesta víctima, que declaró que uno de ellos le pidió tener sexo con ella, su hermana y su madre.

A cuatro se les acusa de acoso sexual, incitar a la depravación, discriminación por sexo, violencia psicológica contra una mujer ejercida por una persona en posición de autoridad y abuso de autoridad, según los cargos publicados por el Ministerio de Justicia.

Los cuatro son del Departamento de Derecho de la facultad, incluido el jefe del área (M.K.). Este y uno de sus subordinados (A.L.) están en prisión preventiva, mientras que los otros, que responden a las iniciales de M.B. y J.L., se encuentran en libertad tras pagar una fianza de 50.000 y 20.000 dirhams (4.778 y 1.911 euros).

A este quinto profesor, perteneciente al departamento de Economía, se le acusa por delitos de acoso sexual y “atentado al pudor con violencia”, tipificado con penas de entre cinco y diez años de cárcel.

Una de las víctimas: “Aceptaba sus peticiones para seguirle la corriente”

“Las conversaciones son mías, son mensajes con esa persona (el profesor) que me pedía tener sexo con él a cambio de interceder por mi (ante otros docentes) para conseguir buenas notas en los exámenes porque conoce a los profesores”, afirmó.

Añadió que “llegó hasta el punto de pedir tener sexo con mis hermanas y mi madre“, puesto que el profesor es amigo de su familia desde hace años.

“Yo aceptaba todas sus peticiones para seguirle la corriente hasta conseguir mi objetivo: tener buenas notas y aprobar los exámenes. Pero nunca me he encontrado con él a solas y no he tenido relaciones sexuales con él”.

El profesor explicó a la policía que las conversaciones que circularon eran personales entre él y miembros de su familia, que las frases groseras se trataban de bromas y que con su publicación se pretendió difamarle.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER