Saúl Canelo Álvarez se jugará mucho en su pelea contra el kazajo Gennady Golovkin y una segunda derrota consecutiva en su carrera sería catastrófica para el peleador mexicano, aseguró el presidente del Consejo Mundial de Boxeo, Mauricio Sulaimán.

«Definitivamente el futuro del Canelo está en esta pelea. Una derrota después de perder con Bivol y ahora perder con Golovkin sería catastrófico para su día de hoy, para su legado. Por lo contrario, una victoria sólida, contundente, pues le da la razón de los 10 años pasados», dijo el presidente del CMB.

El pasado 7 de mayo Canelo probó suerte, por segunda vez en su carrera, en la división de los semicompletos y fue derrotado por el ruso Dmitry Bivol, quien defendió su campeonato de la AMB; con el contrato firmado ante Golovkin, Canelo no pudo disputar la revancha y tendrá que enfrentar al kazajo el 17 de septiembre en la T-Mobile Arena de Las Vegas.

«Canelo tiene todo que perder y todo que ganar. Para Golovkin es más cómodo porque él no es el que está en la mira«, agregó el dirigente deportivo.

Mauricio Sulaimán ve rencor entre Canelo y GGG

Lo que es evidente es el odio que existe entre Canelo y Golovkin, como lo han demostrado en las dos conferencias de prensa que tuvieron en Los Ángeles y Nueva York, donde el cara a cara fue intenso, con lo cual descartó que sea una estrategia del mexicano para vender más pagos por evento.

«Canelo no juega, no hace ese tipo de estrategias, nunca lo ha hecho. Es un rencor verdadero el que se ha visto entre los dos. Es una rivalidad natural que lleva muchos años, después de la primera pelea que fue un empate creció esa rivalidad. Cuando se dio el tema del clembuterol Golovkin fue muy agresivo con Canelo, desde ese tiempo nunca lo ha dejado de ser»