El controvertido nuevo pacto firmado por el gobernador Ron DeSantis y la tribu Seminole, expande los juegos de azar y abre la puerta a la legalización de las apuestas deportivas virtuales.

 

El proyecto de ley se aprobó con 38 votos a favor y 1 en contra.

Las apuestas deportivas en Florida están un paso más cerca de la legalización después de que el Senado ratificara abrumadoramente un proyecto de ley que aprueba un acuerdo de juego firmado por el gobernador republicano Ron DeSantis y la tribu Seminole.

El proyecto de ley también permitirá a la tribu agregar ruleta y traga monedas a sus siete casinos, incluyendo las populares instalaciones de Hard Rock cerca de Fort Lauderdale y Tampa.

A cambio, se espera que el estado reciba unos $20 mil millones sobre el pacto de 30 años.

Se trata de un pacto por 30 años que otorga a la citada tribu el control de las apuestas deportivas y que, como contrapartida, reportaría a las arcas estatales un mínimo de 2.500 millones de dólares en los próximos 5 años, para un total de unos 20.000 millones de dólares.

Pero este complejo acuerdo millonario sellado el pasado 23 de abril enfrenta la oposición de varios líderes comunitarios y No Casinos.org, una organización sin fines de lucro contra los casinos.

Las voces discrepantes subrayan que este pacto viola la Enmienda 3, aprobada en referendo en 2018, que otorga solo a los electores “el derecho exclusivo a decidir si autorizan los juegos de azar de casino en Florida”.

Además, el acuerdo supone “la mayor” expansión de los juegos de azar en la historia de Florida y “abre las puertas a convertir cada teléfono móvil en una tragaperras o máquina traga monedas, según No Casinos.org.

El nuevo pacto autoriza los juegos de dados y la ruleta en los siete casinos propiedad de los seminolas, incluido el popular Hard Rock cercano a las ciudades de Fort Lauderdale y Tampa, además de las apuestas deportivas en línea en todo el estado.

No Casinos.org alertó también del peligro de adicción al juego que pueden causar las tragaperras o traga monedas o las aplicaciones de juego en los teléfonos y cómo pueden llegar a enganchar a menores, como se ha constatado en un estudio realizado en Inglaterra entre jóvenes de 11 a 16 años.

No Casinos.org ha señalado que el pacto es la mayor expansión del juego en la historia de Florida, colocando al estado al nivel de Las Vegas, Nevada y Macao (China) y que “claramente viola la voluntad de los votantes de Florida.

Son los votantes de Florida los que deben “tener la última palabra sobre la expansión del juego” en el tercer estado más poblado del país, no los políticos ni los grupos de cabildeo, hizo hincapié.

En diciembre de 2006, la tribu adquirió la empresa Hard Rock International, propietaria de la famosa cadena de restaurantes Hard Rock Cafe, con franquicias en todo el mundo.

Y en 2020 ampliaron su apuesta con la compra de todos los derechos de la marca Hard Rock en Las Vegas a la firma de inversiones Juniper Capital.