Un polémico proyecto de ley apodado el proyecto de ley «No digas gay» ha sido aprobado por el Senado de Florida y ahora se dirige al escritorio del gobernador Ron DeSantis para su firma.

El proyecto de ley 1557 de la Cámara recibió 22 votos a favor y 17 en contra.

La tan esperada votación se produjo después de dos días de apasionado debate.

El proyecto de ley prohibiría la enseñanza sobre orientación sexual o identidad de género hasta después del tercer grado. También requiere que los distritos escolares tengan procedimientos para notificar a los padres si hay un cambio en la salud mental, emocional o física de un niño.

Un padre podría demandar a un distrito por violaciones.

A los críticos les preocupa que la ley silencie a los estudiantes. El patrocinador del proyecto de ley dijo que se trata del derecho de los padres a criar a sus propios hijos.

La Cámara aprobó el proyecto de ley en una votación con el apoyo de la mayoría republicano a fin del mes de febrero.

Comisionada de Agricultura y Servicios al Consumidor de Florida Nikki Fried se pronunció ante la aprobación vía twitter:

El Representante de Florida Carlos Guillermo Smith dijo “Nos solidarizamos con los floridanos LGBTQ y otros cuyas libertades están siendo atacadas en este llamado «estado libre».