Allen Weisselberg, el director financiero de la Organización Trump, se entregó este jueves a las autoridades de Nueva York tras ser imputado por supuestos delitos fiscales.

Weisselberg, que trabaja desde hace décadas para la empresa del expresidente estadounidense Donald Trump y es una figura clave en la compañía, acudió a primera hora de la mañana acompañado por su abogada al edificio de Manhattan que alberga los juzgados penales y la oficina del fiscal del distrito, según varios medios locales.

Se espera que el directivo de la Organización Trump comparezca esta tarde ante un juez junto a representantes del consorcio, que también fueron imputados en el mismo caso.

Weisselberg tiene previsto declararse “no culpable y combatir estos cargos en el tribunal”, según señalaron en un comunicado sus abogados, Mary E. Mulligan y Bryan C. Skarlatos.