Las autoridades de Rusia han asegurado haber tomado el control de la central nuclear de Zaporozhie, la mayor en Europa, días después de hacerse con las instalaciones en Chernóbil, en el marco de la ofensiva lanzada el 24 de febrero contra el país vecino.

Un sarcófago de 30.000 toneladas financiado por el BEI protege la central de Chernóbil.

“Las Fuerzas Armadas de Rusia protegen y controlan completamente la zona de la planta nuclear de Zaporozhie”, ha resaltado el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov, en una comparecencia ante la prensa.

Asimismo, ha manifestado que el personal de la central sigue trabajando con normalidad y ha agregado que las fuerzas rusas han tomado además las ciudades de Energodar –donde está la citada central– y Berdyansk.

Poco antes, las autoridades de Berdyansk habían confirmado que las tropas rusas habían tomado el control de la ciudad, situada en el sureste del país, entre la península de Crimea y las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk.

Fracaso en la toma de Kiev

Las fuerzas rusas atacan la central nuclear de Chernóbil

Las Fuerzas Armadas ucranianas han señalado sin embargo que las tropas rusas han fracasado hasta ahora en su intento de tomar la capital, Kiev. “El enemigo sufrió pérdidas significativas de personal. Las tropas rusas están desmoralizadas y exhaustas”, ha afirmado el comandante de las Fuerzas Terrestres de las Fuerzas Armadas de Ucrania, el coronel general Alexander Syrsky.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER