En un partido imborrable y que quedará en la retina del mundo del fútbol, River derrotó 2-1 a Independiente Santa Fe y quedó líder de su grupo en la Copa Libertadores. Los goles fueron de Angileri Álvarez, mientras que Osorio descontó a 10 del final.

El primer tiempo fue todo de River y mostró un vergonzoso Santa Fe, que ni siquiera pateó al arco. Los de Gallardo pegaron fuerte de entrada con dos goles en los primeros cinco minutos: Angileri y Álvarez. A partir de ese momento, Santa Fe quedó sacudido, devastado y nunca se pudo recuperar.

Como si fuera poco, River pudo aumentar la ventaja pero pecó de ineficaz. Por su parte, Santa Fe no tuvo ingenio para poner a River en aprietos y solo atinó a remates de media distancia en la desesperación de poner a prueba a Enzo Pérez.

En el complemento, Santa Fe se llenó de nerviosismo y siguió con la misma misión: probar a Enzo Pérez de media distancia. Maidana Martínez sacaron todo del fondo y el descuento de Osorio llega más por el cansancio de River que por habilidad de los colombianos.

River sintió el cansancio y ahí creció Santa Fe, pero ya era tarde porque los de Gallardo dejaron la piel por los tres puntos. Con este triunfo, River queda líder del grupo con 9 puntos y ahora definirá todo contra Fluminense en el Monumental.