Existe un dicho francés que dice “loco no es el que sube el Ventoux, el loco es el que vuelve”. Allí, al ‘Gigante de la Provenza’, regresó este pelotón cinco años después de que Chris Froome hiciera ‘running’ después de perder la bicicleta.Rigoberto Urán sube a la segunda posición en la clasificación general del Tour de Francia.

“Tengo las zapatillas en el coche por si me toca hacer lo mismo”, avisaba divertido en la previa. Mucho ha cambiado el inglés desde aquel verano donde, de amarillo, destrozaba a sus rivales por las cuestas de este coloso de 15,5 kilómetros con 1.337 metros de desnivel y 8,63% de media.

Este miércoles se subió por partida doble, aunque la primera vertiente por Salut fue más suave (23,9 kilómetros al 1.182 metros y 4,49%) que la segunda por la mencionada de Bedoin.

La jornada arrancó con una fuga de muchísima calidad. El grupo estaba comandado por gente como Laengen (UAE Team Emirates), Bernard, Mollema (Trek-Segafredo), Politt (Bora-Hansgrohe), Meurisee, Sbaragli (Alpecin-Fenix), Durbridge (BikeExchange), Pacher (B&B Hotels-KTM) Van Aert (Jumbo-Visma), Van Avermaet (Ag2r-Citröen), Elissonde (Trek-Segafredo) y Périchon (Cofidis), que atraparon a un grupito de fugitivos previo donde estaban Alaphilippe (Deceuninck-Quick Step), Martin (Israel Start-Up Nation), Pérez (Cofidis) y Rolland (B&B Hotels-KTM).

Vingegaard atacó a 23 kilómetros para descolgar a Pogacar, que coronó a 30 segundos. Antes ya se había quedado Mas. Pero por en el descenso final se igualaron las fuerzas. Van Aert dedicó el triunfo al cielo. Tras ser segundo en el sprint de ayer, el belga venció por tercer año consecutivo en el Tour de Francia. Elissonde y Mollema, que estuvieron en la fuga buena con él, entraron a 1’14”. Enric Mas se dejó 1’24” con respecto a Pogacar y el resto de candidatos. Malas señales que no deben asustar, porque un Tour tiene tres semanas y todos los hombres de arriba tienen días malos.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER