Decenas de cubanos con preguntas, y en medio, el cónsul de Costa Rica en La Habana enfrentando interrogantes y reclamos.

La implementación de un visado de tránsito aeroportuario en ese país para cubanos, nicaragüenses y venezolanos se anunció solamente cinco días antes de su entrada en vigor ayer, 21 de febrero.

El requerimiento burocrático agrega costos y tiempo de espera para cientos de cubanos que han invertido miles de dólares en una ruta aérea para viajar a Nicaragua, con escalas en varias ciudades, entre ellas San José.

“Habana-Panamá, Panamá-Costa Rica, Avianca-Salvador, Salvador-Managua, Nicaragua. Lo que están haciendo con nosotros es xenofobia”, dice uno de los afectados.

Actualmente, los cubanos que pretenden salir de Cuba hacia Managua quedan a la merced de un mercado aéreo con precios que superan los 3 mil dólares y complejos esquemas de vuelo.

Las operaciones incluyen escalas en algunas de estas ciudades en la región. El nuevo visado de tránsito de Costa Rica llega siete días después de que Colombia confirmara que suspenderá temporalmente estos trámites en Cuba hasta resolver todos los casos pendientes.

“Más de 73 mil cubanos fueron detenidos en la frontera de México. Este es un número bastante elevado”, dice Willy Allen, abogado de inmigración.

El abogado Allen se refiere a los registros de la patrulla de fronteras de EEUU en los últimos dos años fiscales. Dice que la cifras y las recientes acciones, sugieren “que los EEUU tiene algún interés en demorar el proceso. No pueden pararlo, pero pueden detenerlo poco a poco y eso lo logran poniendo restricciones en países aliados”.