El español Rafael Nadal, número 3 del ranking mundial, derrotó al griego Stefanos Tsitsipas por 6-4, 6-7 (8/6) y 7-6 para conquistar su 12º título en el torneo de Barcelona. El español que ganó este certamen por primera vez en 2005, tuvo que pelear duro durante 3 horas y 38 minutos contra quien era el segundo cabeza de serie y que venía de ganar el Masters 1000 de Montecarlo.

El tenista mallorquín, que salvó incluso una bola de partido antes de llevarse la victoria, inaugura su casillero de títulos en 2021, llegando a los 87 en su carrera, 61 en polvo de ladrillo. La victoria no sólo permite a Nadal vengarse de su derrota ante Tsitsipas en los cuartos de final del último Abierto de Australia, sino que le permitirá al español recuperar su segundo puesto en la clasificación ATP a partir del lunes, aprovechando también la baja del ruso Daniil Medvedev, enfermo de coronavirus.

De mantener esa posición, el español evitaría al número 1 mundial, el serbio bDjokovic en Roland Garros hasta la eventual final del Grand Slam parisino, que se disputará del 24 de mayo al 13 de junio. El Torneo ATP de Barcelona, conocido como Conde de Godó repartió más de un millón y medio de euros en premios.

“Jugar en mi club y enfrente de mi gente significa muchísimo, y lo quiero agradecer de verdad”, declaró Rafa tras la conquista y agregó sobre su adversario, número 5 del mundo: “Ha sido una final impresionante, estás jugando muy bien todo el año. Te quiero felicitar a ti y a tu equipo”.

Por su parte, Tsitsipas dijo de Nadal que “es uno de los más grandes competidores en todos los deportes” y que se “ganó la victoria” sobre la arcilla catalana. ”He conectado mucho con la gente aquí. Me gusta la cultura, la comida, la gente. Barcelona es un lugar muy bonito, con sus monumentos, y ha sido una gran experiencia”, finalizó.