Si estás planeando realizar un viaje próximamente a EEUU, debes tener en cuenta que a partir de este martes 26 de enero entrarán en vigor nuevas restricciones que deben cumplir los pasajeros que lleguen al país en avión.

Estas normas fueron acordadas por los Centros de Control de Prevención de Enfermedades (CDC) de EEUU en una orden emitida el pasado 12 de enero. Y entre los principales cambios que introduce, se encuentra la obligación de presentar una PCR o un test de antígeno negativos.

Así, EEUU obligará a los viajeros nacionales e internacionales que quieran entrar a su territorio a entregar una prueba de detección de COVID-19 con resultado negativo,realizada en los tres días previos al vuelo.

“Todos los pasajeros provenientes del extranjero que llegan a los EEUU en avión [deberán realizarse] una prueba de detección a más tardar tres días antes de la salida de su vuelo”, indicó la agencia del Departamento de Salud en su sitio web.

Además, aquellas personas que hayan superado el coronavirus en los tres meses previos al viaje, tendrán la obligación de facilitar la documentación que certifique que ya se ha recuperado de la enfermedad. Es decir, deberán entregar una constancia de la PCR con resultado positivo, junto a una carta firmada por su médico en la que se indique que ya finalizó su período de aislamiento obligatorio.

“Si ha recibido un resultado positivo en una prueba viral en los últimos tres meses, y ha cumplido los criterios para finalizar el aislamiento, puede viajar con la documentación de los resultados positivos de las pruebas virales y una carta de su proveedor de atención médica o de un funcionario de salud pública que indique que ha sido autorizado a viajar. El resultado positivo de una prueba y la carta se denominan “documentación de recuperación”.

Desde los CDC aclaran que en el escrito del proveedor de salud no es necesario que el médico haga referencia específica al viaje, sino que también serviría una declaración firmada que permita al paciente regresar a la escuela, al trabajo o a poner fin al confinamiento, y que constate que ya superó la enfermedad.

La aerolínea será la encargada de solicitar la prueba PCR o la documentación de recuperación -según sea el caso- en el aeropuerto de origen. Aquellos pasajeros que no presenten estos certificados, no podrán abordar el avión.

Además, todos los viajeros deberán confirmar que la información es verdadera mediante una declaración jurada.

¿Quiénes deben presentar la prueba PCR?

Todos los pasajeros que quieran entrar a EEUU por medio del transporte aéreo deberán presentar la PCR o un test de antígenos, sin importar si son nacionales o internacionales. Únicamente quedan exentos los menores de dos años.

En su sitio web, los CDC aclararon que las personas vacunadas o aquellos que ya tengan anticuerpos, también deberán presentar la prueba de detección de COVID-19. Y es irrelevante la duración del viaje: aunque su estancia en EEUU vaya a ser de tres días, deberán realizarse el test.

En el caso de los viajeros que se hayan recuperado recientemente del virus, -en los tres últimos meses-, ellos no están obligados a facilitar una PCR negativa, pero sí será requisito disponer a la hora de viajar de los “documentos de recuperación” explicados con anterioridad -la carta del doctor y la constancia de la prueba viral positiva-.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER