Los legisladores Mario Díaz-Balart y Stephanie Murphy presentaron un proyecto de ley que propone reanudar de manera segura el procesamiento de los trámites migratorios para los solicitantes bajo el Programa de Permiso de Reunificación Familiar Cubano (CFRP, por sus siglas en inglés), que fueron suspendidos indefinidamente desde 2017 a causa de los llamados “ataques sónicos” contra personal de la Embajada de Estados Unidos en La Habana.

El proyecto de ley propone reanudar los trámites migratorios suspendidos de manera segura, y realizarlos en la Base Naval de Guantánamo, pues Estados Unidos cerró su Embajada en Cuba, que estaba situada en La Habana,  y actualmente no se tramitan solicitudes migratorias ni visados de Estados Unidos en Cuba, lo cual dejó a miles de cubanos en un limbo.

“Miles de inocentes familias cubanas han sufrido la carga causada por la conducta impropia del régimen cubano y la falta de protección al personal estadounidense en Cuba”, dijo Díaz-Balart, de origen cubano, en un comunicado.

El representante por Florida se mostró confiado en que este proyecto obtendrá el apoyo de ambos partidos y se convertirá en ley.

El proyecto de ley de “Modernización de la Reunificación Familiar para los Cubanos de 2021” codifica el Programa de Permiso de Reunificación Familiar Cubano (CFRP) para permitir que los ciudadanos cubanos puedan continuar el proceso migratorio desde Cuba y no tengan que viajar a terceros países, como México o Guyana, donde Estados Unidos tiene consulados y embajadas, para realizar estos trámites de manera segura.

También defiende y promueve la seguridad del personal estadounidense y prohíbe que quienes violen los derechos humanos se beneficien del programa, señaló Díaz-Balart en su comunicado.

Diaz-Balart agradeció a la representante Stephanie Murphy y a los representantes republicanos por Florida Carlos Giménez y María Elvira Salazar, ambos de origen cubano, por apoyar el proyecto.

Miles de casos pendientes en un limbo legal

Según María Elvira Salazar, que habló el lunes de este proyecto en Miami, por esa situación hay 22,000 casos de reunificación familiar pendientes y unos 100,000 casos de visas pendientes, lo que supone un gran sufrimiento para las “familias cubanas”.

El congresista Carlos Giménez dijo que “Estados Unidos continúa enviando una fuerte señal de apoyo a la comunidad cubana y a todos aquellos que buscan refugio de las reprobables condiciones creadas por el régimen comunista de Castro”.

La Ley de Modernización de la Reunificación Familiar para los Cubanos de 2021 permitiría que un ciudadano o residente permanente de EE.UU. solicite un “parole” o permiso para que un miembro de su familia en Cuba pueda radicarse en EE.UU.

El proyecto establece que la autorización para usar la Estación Naval de Estados Unidos en Guantánamo para este propósito acabaría 60 días después de que el gobierno estadounidense determine que se han realizado otras adaptaciones para permitir el procesamiento regular y oportuno de las solicitudes.

Solo a aquellos que tienen una entrevista programada podrán entrar en las instalaciones y esto le brindará al gobierno de Estados Unidos la capacidad de preseleccionar a quienes ingresan y mantener las citas diarias a un nivel seguro.

Las personas no podrán solicitar asilo en la Estación Naval de Estados Unidos en la bahía de Guantánamo, en Cuba. El proyecto de ley establece que este no es y no será un puerto de entrada a territorio de Estados Unidos.

Con información de EFE