Como una Catedral. No hay mejor forma de poder definir al primer ganador de LaVuelta 2021. Una etapa inaugural que conmemoraba el VII Centenario de la Catedral de Burgos y que coronó a Primoz Roglic como primer maillot rojo de la Gran Vuelta con sede en las carreteras españolas.

En un trazado técnico y divertido, Roglic fue el mejor. Era obligatorio ser constante hasta la subida al Castillo de Burgos y no bajar las prestaciones en la zona urbana que llevaba de vuelta hacia el lugar Patrimonio de la Humanidad. Y cumplió. Los pronósticos se cumplieron para el campeón olímpico, que desde las rampas duras fue el más fuerte.

Batió en la lucha a otros de los máximos favoritos para vencer dentro de 21 días en Santiago de Compostela. Destacó la crono de Vlasov, que cedió 14 segundos con el ganador, pero batió a LópezCarapaz Bernal(los tres muy parecidos en tiempos, cercanos a los 27 segundos).

Aranburu brilla entre los españoles

El debut español en la prueba de casa tuvo un gran protagonista en Álex Aranburu. El ciclista vasco de Astana demostró su versatilidad y fue el mejor tiempo frente a la Catedral de Burgos durante mucho tiempo. Terminó en la segunda posición final, y se apunta como un ciclista a tener muy en cuenta.

En cuanto a los ciclistas nacionales con más opciones en clave clasificación general, Mikel Landa fue el primero en cruzar la línea de meta. Como es habitual en el alavés no se defendió como un especialista en la lucha individual, pero no desentonó. Cedió 39 segundos con el ganador. Entre los favoritos el más retrasado junto a Hugh Carthy, pero sin ninguna pérdida que no se pueda asumir.

Por su parte, Enric Mas realizó una crono muy positiva. Cedió 18 segundos con el maillot rojo, y como ocurre con Landa deben recortar tiempo desde la primera jornada de montaña que terminará en el Picón Blanco junto a Espinosa de los Monteros.