Más de 4,000 niños fueron hospitalizados con COVID-19 en Estados Unidos el miércoles, lo que marca un récord de menores con casos de medianos a graves que deben ser ingresados.

Así lo revela un análisis de cifras de The Washington Post, que indica que la cifra es mayor que los picos establecidos durante el verano cuando la variante delta era predominante.

“El recuento, que incluye pacientes pediátricos con COVID-19 confirmados y sospechosos, refleja un aumento pronunciado de las infecciones en ese grupo“, indica el reporte. “Hace menos de dos semanas, en Navidad, menos de 2,000 niños estaban en hospitales con COVID”.

El Post destaca que las hospitalizaciones de adultos también han aumentado y lo hacen más rápidamente.

Este miércoles, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomendaron que los niños de 12 a 17 años reciban un refuerzo de la vacuna de Pfizer-BioNTech.

“Es fundamental que protejamos a nuestros niños y adolescentes… y las complicaciones de una enfermedad grave”, dijo la Dra. Rochelle Walensky, directora de los CDC.

El Post integra un reporte de que los casos hasta el momento no son tan graves, pero la cantidad de pacientes que llegan a hospitales puede representar un problema para el sistema de salud.

“La cantidad de pacientes con COVID-19 puede abrumar a los hospitales y resultar en más pacientes con enfermedades graves”, cita el diario a expertos.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER