El dolor de piernas es muy frecuente, sobre todo, en algunas personas que tienden a estar mucho tiempo de pie, presentan varices o tienen algún otro tipo de problema. Sin embargo, muchas personas temen la llegada del verano y el calor, ya que estos síntomas de dolor pueden aumentar.

Las estaciones climáticas tienen aspectos relacionados con ciertos dolores. Por ejemplo, en el caso del verano, hay que tener en cuenta sobre todo las patologías en las cuales la deshidratación tiene relevancia, algo que puede hacer que los cuadros dolorosos aumenten.

Se asegura que el calor produce vasodilatación en muchas personas, lo que conduce a hipotensión.

“Eso a veces exacerba algunos cuadros de dolor neuropático periférico o también algunos problemas relacionados con el éxtasis venoso en las extremidades”.

Igualmente, la humedad es otro factor que, junto al calor,  puede tener alguna contribución al aumento del dolor, aunque en esos casos es más bien la combinación de alta humedad y de calor debido a la vasodilatación e hipotensión arterial.

Sin embargo, otras personas con patologías como la artrosis pueden ver mejorado el dolor gracias a las altas temperaturas y a la mayor frecuencia de baño en lugares de agua fría, como las piscinas, aunque el doctor, en la mencionada entrevista, apunta a que la vasodilatación que provoca el calor sí puede conducir a cefalea.

Consejos para evitar el dolor durante el verano

De este modo, se da una serie de recomendaciones para evitar el aumento de dolores en las piernas, como por ejemplo:

  • Evitar los posible los excesos veraniegos.
  • Hidratarse bien.
  • No hacer ejercicio en las horas centrales.
  • No exponerse a las horas con más calor del día.
  •  Usar gafas de sol y protegerse la cabeza con un sombrero o con una visera.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER