Algunas personas tienen dudas sobre si vacunarse o no contra covid. Ya sea porque leen información falsa en las redes sociales, o escuchan algún comentario negativo sin fundamento.

Los siguientes son mitos y las verdades que los destruyen, y poderosas respuestas a las dudas sobre la vacunación contra covid, recopiladas de fuentes científicas confiables, que explican por qué hay que vacunarse, y por qué también es una responsabilidad social.

Mito 1. Las vacunas contra covid se desarrollaron muy rápido por eso pueden no ser seguras

VERDAD. Es cierto que se han logrado vacunas contra covid en tiempo récord. Pero ha sido porque la ciencia ha avanzado mucho y la pandemia exigió trabajar contra reloj y reunir muchos equipos que en tiempos normales hubieran estado trabajando en distintos proyectos de investigación. Pero la tecnología tras el funcionamiento de una vacuna existe desde hace largo tiempo, por lo que los científicos tuvieron una sólida base en sus laboratorios para iniciar el trabajo. Además, incluso en tiempo récord, se cumplieron todas las etapas de un ensayo clínico y los procesos de autorización.

Mito 2. Las vacunas contra covid pueden causar covid

VERDAD. Ninguna de las vacunas contra covid autorizadas y recomendadas contienen el virus vivo que causa covid. Esto significa que una vacuna de covid no puede causar la infección.

Las vacunas enseñan al sistema inmunológico cómo reconocer y combatir el virus que causa covid-19. A veces, este proceso puede provocar síntomas, como fiebre. Estos síntomas son normales y son signos de que el cuerpo está desarrollando protección contra el virus que causa covid.

Por lo general, el cuerpo tarda algunas semanas en desarrollar inmunidad (protección contra el virus que causa covid-19) después de la vacunación. Eso significa que es posible que una persona pueda estar infectada con el virus que causa covid justo antes o justo después de la vacunación y aún así enfermarse. Esto se debe a que la vacuna no ha tenido suficiente tiempo para brindar protección.

Mito 3. La vacuna contra covid puede alterar los genes del vacunado

VERDAD. Las vacunas que se han desarrollado contra covid son básicamente de dos tipos: vacunas de ARN mensajero (ARNm) y de vector viral. Tanto las vacunas de ARNm como las de vector viral entregan instrucciones (material genético) a las células para comenzar a desarrollar protección contra el virus que causa covid-19. Sin embargo, el material nunca entra en el núcleo de la célula, que es donde está el ADN de una persona. Esto significa que el material genético de las vacunas no puede afectar ni interactuar con el ADN de ninguna manera. Todas las vacunas contra covid funcionan con las defensas naturales del cuerpo para desarrollar de manera segura la inmunidad a la infección.

Mito 4. La vacuna contra covid no es segura si la mujer busca el embarazo

VERDAD. Es exactamente lo opuesto. Si la mujer está intentando quedar embarazada ahora o quiere lograr el embarazo en el futuro, puede recibir la vacuna contra covid.

Actualmente no hay evidencia de que esta vacuna cause algún problema con el embarazo, incluido el desarrollo de la placenta. Además, no hay evidencia de que los problemas de fertilidad sean un efecto secundario de ninguna vacuna, incluidas las de covid.

Como todas las vacunas, los científicos están estudiando cuidadosamente las de covid-19 para detectar efectos secundarios, y continuarán estudiándolas durante muchos años.

Mito 5. La vacuna contra covid causa efectos secundarios graves

VERDAD. Los efectos secundarios de la vacunación son extremadamente raros. La de covid no es una excepción. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) registran estos efectos en una base de datos. Ocurrieron menos de una docena de casos de alergias graves, y seis casos de coágulos en mujeres. También seis casos de culebrilla documentados en Israel. El número es realmente pequeño comparado con las millones de personas que ya están inmunizadas.

PREGUNTAS Y RESPUESTAS CLAVE

¿Qué beneficio tiene vacunarse contra COVID?

Las vacunas disponibles contra covid protegen hasta un 95% y más de contraer el coronavirus y desarrollar covid-19.

La información existente hasta el momento, producto de las investigaciones científicas, muestran que si la persona se vacuna y de todas formas se infecta, la vacuna la protegerá de desarrollar una forma grave de la enfermedad.

¿Cómo actúa en el organismo una vacuna contra covid?

El objetivo de la vacuna es enseñarle al sistema inmune a reconocer y combatir el virus que causa COVID-19.

La vacuna contiene sustancias que actúan neutralizando la acción de una proteína que ayuda al coronavirus a infectar el cuerpo humano. Además, al inmunizarse, el cuerpo se queda con un suministro de linfocitos T y linfocitos B que recordarán cómo combatir a ese virus en el futuro.

¿Las vacunas contra covid son todas iguales? Si quiero vacunarme, ¿cómo elegir cuál usar?

Actualmente, hay tres tipos principales de vacunas contra covid-19 que se han desarrollado. Son las siguientes:

Vacunas de ARNm. Estas vacunas contienen material del virus que causa covid-19. Este material “enseña” a las células cómo producir una proteína inofensiva que es exclusiva del virus. Una vez que las células hacen copias de la proteína, destruyen el material genético de la vacuna.

Si se entra en contacto con el virus, el organismo reconocerá que la proteína no debería estar allí y producirá linfocitos T y linfocitos B que recordarán cómo combatir al virus que causa covid-19. Es decir, evitarán la infección

Vacunas con subunidades de proteínas. Estas vacunas contienen partes inofensivas (proteínas) del virus que causa covid-19, pero no contienen todo el gérmen.

Al vacunarse, el sistema inmunológico de una persona reconoce que las proteínas no pertenecen al cuerpo y comienza a producir linfocitos T y anticuerpos. Si en el futuro la persona se infecta, las células, que memorizaron esta proteína, la reconocerán y lucharán contra el virus.

Vacunas vectoriales. Estas vacunas contienen una versión debilitada de un virus vivo, diferente al que causa covid-19, que tiene material genético del virus que causa covid-19 insertado en él (esto se llama vector viral).

Una vez que el vector viral está dentro de las células, el material genético “instruye” a las células para producir una proteína que es exclusiva del virus que causa covid-19.

Usando estas instrucciones, las células hacen copias de la proteína. Esto impulsa al organismo a producir linfocitos T y linfocitos B que recordarán cómo combatir ese virus si la persona se infecta en el futuro.

La realidad es que que seguramente no haya posibilidad de elegir qué vacuna utilizar porque dependiendo de los departamentos, municipalidades, países habrá ciertas vacunas disponibles. Todas las vacunas disponibles son eficaces y seguras

Estas vacunas, ¿pueden causar efectos secundarios?

Las vacunas sí pueden causar efectos secundarios como dolor en el brazo y algo de fiebre. Pero esto significa que de hecho han empezado a actuar en el organismo. Estos síntomas son normales y son una señal de que el cuerpo está desarrollando inmunidad.

En los Estados Unidos, el procedimiento es vacunar a la persona y que ésta permanezca media hora en el sitio de vacunación para monitorear cualquier reacción inusual.

¿Cuánto tiempo tarda el organismo en quedar protegido contra covid?

Por lo general, el cuerpo tarda algunas semanas en producir linfocitos T y linfocitos B después de la vacunación, para producir inmunidad. El promedio es 14 días.

Por lo tanto, es posible que una persona se infecte con el virus que causa covid-19 justo antes o justo después de la vacunación y luego se enferme porque la vacuna no tuvo suficiente tiempo para brindar protección.

Lo que se sabe por la experiencia con otras vacunas es que, si una persona vacunada se infecta, seguramente tendrá una forma leve de la enfermedad.

¿Por qué se necesitan dos dosis de la vacuna contra COVID?

La mayoría de las vacunas contra covid requieren de dos dosis. Solo una, la de Johnson & Johnson utiliza una sola dosis.

El primer pinchazo comienza a construir la protección. Se necesita una segunda dosis unas semanas después para obtener la mayor protección que la vacuna puede ofrecer.

Esto no es algo exclusivo de la vacuna contra covid-19. Muchas vacunas del calendario de vacunación habitual requieren de dos y hasta tres dosis para construir inmunidad a largo plazo, por ejemplo la vacuna DTaP contra la difteria, el tétanos y tos ferina, o la vacuna contra el neumococo.

¿Cuánto dura la inmunidad que genera la vacuna?

Los expertos no saben con certeza cuánto tiempo dura esta protección, y el riesgo de enfermedad grave y muerte por covid-19 supera con creces cualquier beneficio de la inmunidad natural (cuando la persona entra en contacto con el virus).

La vacuna contra covid-19 ayuda a proteger al crear una respuesta de anticuerpos (sistema inmunológico) sin tener que experimentar una enfermedad.

Tanto la inmunidad natural como la inmunidad producida por una vacuna son partes importantes de covid-19 sobre las que los expertos están aprendiendo más cada día.

Una de las cosas a dilucidar es si la vacuna contra covid proveerá una inmunidad de largo plazo o terminará siendo estacional, como por ejemplo la vacuna contra la gripe o influenza.

Si uso máscara, ¿por qué tengo que vacunarme?

El uso de máscaras y el distanciamiento físico ayudan a reducir la posibilidad de estar expuesto al virus o transmitirlo a otras personas, pero estas medidas no son suficientes.

Las vacunas le enseñan al organismo a que el sistema inmunológico esté listo para combatir el virus si se está expuesto.

La combinación de vacunas y las medidas sanitarias básicas, usar máscara, respetar el distanciamiento y lavarse las manos, entre otras, seguirán ofreciendo protección contra covid-19, mientras no se declare terminada la pandemia.

Por qué vacunarse es un deber social

Vacunarse es uno de los muchos pasos que puede tomar para protegerse y proteger a los demás de covid-19. Esta protección contra covid-19 es de vital importancia porque algunas personas pueden sufrir una forma grave de covid, o morir.

Para detener una pandemia, es necesario utilizar todas las herramientas disponibles.

La vacunación masiva genera lo que se llama una inmunidad colectiva: la ecuación es simple, a mayor cantidad de personas vacunadas, mayor es la protección contra el virus.

La vacunación protege al vacunado, protege a otros, y logra que la circulación del virus se debilite, porque deja de encontrar organismos a los que infectar.