Las autoridades dicen que el técnico del puente levadizo que estaba trabajando cuando Carol Wright, de 79 años, cayó y murió, no dijo la verdad sobre lo que sucedió.

La policía escribió para su conclusión: “Con base en la investigación anterior, la evidencia en video contradice la declaración de Artissua Paulk de que ella salió al balcón y revisó visualmente el puente en busca de vehículos o peatones antes de abrir el puente.

Las acciones de Artissua Paulk mostraron un desprecio imprudente por la vida humana y la seguridad de una persona, específicamente Carol Wright, quien estuvo expuesta a sus efectos peligrosos que resultaron en la muerte de Carol Wright.

Artissua Paulk siguió conscientemente un curso de conducta que ella debe haber sabido o razonablemente debería haber sabido que probablemente causaría la muerte o lesiones corporales graves.

Artissua Paulk, por su propio acto y con negligencia culpable, mató a Carol Wright al abrir el puente Royal Park mientras Carol Wright todavía estaba en los tramos del puente y sin justificación legal y en circunstancias que no constituyen homicidio o asesinato excusable”.

Los detectives arrestaron a Paulk, de 43 años, aproximadamente al mediodía del jueves en su casa en Greenacres, con la ayuda del Servicio de Alguaciles de EE. UU.

A partir del viernes por la mañana, Paulk todavía estaba en la cárcel del condado de Palm Beach y no había salido bajo fianza.

El Puente Royal Park sobre el Canal Intracostero conecta West Palm Beach con Palm Beach. Carol Wright caminaba con su bicicleta hacia el oeste cruzando el puente, después de ir a una librería en Palm Beach.

La policía escribió que, según la autopsia, “la causa de la muerte fue un traumatismo contundente en la cabeza y el torso. La muerte de Carol Wright fue declarada accidental”.