En su búsqueda de un fármaco para prevenir la enfermedad de Alzheimer, los científicos están considerando a determinados fármacos para la artritis reumatoide.

Los hallazgos preliminares sugieren que un tipo de medicamento para la artritis reumatoide, conocido como inhibidores del FNT, podría reducir el riesgo de demencia en los pacientes con artritis reumatoide que también sufren de una enfermedad cardiaca.

Pero nadie sugiere que estos medicamentos se prescriban de forma generalizada para evitar la enfermedad de Alzheimer. Los resultados del estudio “solo se deben considerar para generar hipótesis”, enfatizó el autor principal del estudio, Rishi Desai, profesor asistente de medicina del Hospital Brigham and Women y de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, en Boston.

Más bien, Desai dijo que su equipo recomienda “estudios adicionales en poblaciones diversas para investigar más esta observación”.

El estudio observó el riesgo de demencia en más de 22,500 estadounidenses mayores que se sometieron a un tratamiento para la artritis reumatoide en algún momento entre 2007 y 2017.

Los participantes del estudio tomaban una de tres clases de medicamentos para la artritis reumatoide: inhibidores de JAK (tofacitinib), inhibidores de IL-6 (tocilizumab), o inhibidores del FNT. Todos están diseñados para bloquear el tipo de inflamación del que surgen los debilitantes síntomas reumatoides.

Al final, solo los medicamentos para el FNT se asociaron con un riesgo más bajo de desarrollar demencia, y solo entre los pacientes con artritis reumatoide que también tenían enfermedad cardiaca. Entre los medicamentos de esta clase se incluyen Remicade (infliximab), Enbrel (etanercept), Humira (adalimumab) y Cimzia (certolizumab pegol).

“Hemos observado algunos vínculos entre la biología de la artritis reumatoide y la biología del Alzheimer, pero se trata de enfermedades complejas y no comprendemos las conexiones del todo”, comentó Heather Snyder, vicepresidenta de relaciones médicas y científicas de la Asociación del Alzheimer (Alzheimer’s Association). La asociación no participó en la investigación actual.

“Aunque no son necesariamente sorprendentes, estos hallazgos son interesantes, y apuntan a lugares para que investigadores futuros busquen cambios en el riesgo de demencia”, añadió.

FNT significa factor de necrosis tumoral, una proteína que puede desencadenar inflamación y originar trastornos del sistema inmunitario, como la artritis reumatoide.

Su beneficio potencial en la lucha para reducir el riesgo de demencia se exploró como parte de una iniciativa conocida como proyecto Drug Repurposing for Effective Alzheimer’s Medicines (DREAM).

Los pacientes incluidos en el análisis actual tenían a partir de 65 años. Poco menos de un 20 por ciento recibían tratamiento para la artritis reumatoide con un inhibidor de JAK, mientras que poco más de una cuarta parte recibían un medicamento inhibidor de IL-6. Los demás (poco más de la mitad) recibían un inhibidor del FNT.

Primero, los investigadores buscaban ver cómo cada una de las tres clases de fármacos podría impactar en general al riesgo de demencia, en comparación con una cuarta opción para el tratamiento de la artritis reumatoide, conocida como inhibidor de la activación de las células T (abatacept). El equipo anotó que su propia investigación anterior encontró que este cuarto método no ofrecía ninguna protección contra la demencia.

Y esta vez, al principio, el equipo tampoco encontró ninguna conexión aparente entre ninguna de las tres clases de fármacos y un riesgo más bajo de Alzheimer/demencia.

Pero una análisis posterior sugirió un riesgo más bajo de demencia en específico entre los pacientes con artritis reumatoide que tomaban medicamentos de FNT que también tenían enfermedad cardiaca. (Alrededor de un 13 por ciento de los pacientes que tomaban FNT tenían antecedentes de fibrilación auricular, casi un 15 por ciento tenían antecedentes de insuficiencia cardiaca, y más o menos un 9 por ciento tenían antecedentes de un accidente cerebrovascular).

En cuanto a qué podría explicar el vínculo, Desai apuntó que la enfermedad cardiaca en sí aumenta el riesgo de desarrollar demencia. Pero comentó que sigue sin estar claro el mecanismo preciso mediante el cual el FNT podría reducir el riesgo de demencia en algunos pacientes.

Snyder se mostró de acuerdo.

“No hay suficientes evidencias para sugerir que los medicamentos para la artritis reumatoide son un tratamiento efectivo para reducir el riesgo en ninguna población dada”, añadió. “Pero alentamos que la investigación en este espacio continúe, y que los individuos piensen en participar en los ensayos clínicos sobre el Alzheimer”.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER