Los mejores aliados para sacar a relucir todo el potencial de tu belleza y que se van a convertir en indispensables en tu vida.

Porque llegan más lejos

Del mismo modo que tu móvil se ha convertido en el Santo Grial y tu batidora es la única que puede hacer realidad tus queridos ‘smoothies’, los masajeadores ‘beauty’ son los únicos que pueden llegar más lejos, con mayor efectividad y mejores resultados en el cuidado de tu piel. Es una herramienta profesional que hemos visto más de una vez en nuestras sesiones en la esteticien y que, ahora más que nunca, gracias a marcas como Rowenta, puede instalarse también en nuestro cuarto de baño. Solo hay que incorporarlas en las rutinas que nosotras ya tenemos establecidas y aprender a sacarles el mejor partido, porque los masajeadores harán un trabajo impagable que tus manos, simplemente, no pueden. Es utilizar la tecnología no solo como manera de comunicarnos o trabajar, sino también a favor de nuestra belleza y salud dermatológica.

Porque retrasan el envejecimiento

Como decíamos, el tiempo no hace prisioneros, pero el objetivo no es luchar contra él, sino aprender a lidiar con sus consecuencias más indeseables como el envejecimiento prematuro. Para ello, los masajes faciales ayudan a estimular la circulación y la producción de colágeno. ¿El resultado? Una piel más luminosa, radiante, elástica, firme y rejuvenecida. El Masajeador Corporal Anticelulítico de Rowenta, dentro de su gama ‘My Beauty Routine’, ayuda a conseguir todos esos objetivos, ofreciendo hasta tres velocidades distintas para crear una rutina personalizada en base a tus propias necesidades y ayudándonos a reducir las arrugas y las líneas de expresión. ¿Qué hace falta? Solo dos minutos al día, alrededor de cuatro días de la semana, y te sentirás como nueva. ¿Y cómo combina con nuestras cremas habituales? No solo no las importuna, sino que las potencia: el masajeador ayuda a que nuestros productos hidratantes y/o antiedad tengan mucho mejor efecto. Además, ¡es resistente al agua!

Porque también combaten la celulitis

La celulitis, nuestra gran enemiga. Cada año buscamos nuevas maneras de deshacernos de ella, de reducir esa odiosa piel de naranja que aparece en nuestro cuerpo y que es muy difícil de hacer desaparecer. No es cuestión simplemente de hacer dieta o practicar ejercicios especializados: para combatirla de verdad, necesitamos una ayuda extra. Y la podemos encontrar en el masajeador corporal anticelulítico de Rowenta, capaz de remodelar nuestra silueta consiguiendo una talla de cintura reducida y consiguiendo una textura de piel más unificada y firme. ¿Cómo funciona? Cada día, debemos masajear las partes clave de nuestro cuerpo (los muslos, las nalgas, los brazos y el vientre) durante cinco minutos, y repetir la acción cada día durante un mes. Empezarás a ver los resultados en tan solo dos semanas. Los tests del producto ha demostrado que puede reducir la celulitis hasta en un 79%, dejando nuestra piel perfecta para lucir este mismo verano.

masajeador body sculpt rowenta

Porque son cómodos (y rápidos) de usar

A veces, nuestras rutinas de belleza diarias se ven lastradas por varios factores: porque no tenemos tiempo, porque nos da pereza, porque pensamos que cualquier cosa más allá de ponernos una crema hidratante rápida mientras nos lavamos los dientes nos va a robar demasiado de nuestro día… Y lo cierto es que son solo excusas. Los masajeadores solo necesitan un par de minutos al día para convertir toda nuestra rutina en el doble de efectiva, con una mejor absorción de las cremas, un rostro más luminoso y unos efectos más que notables a largo plazo. El truco está en incorporarlo sin darnos cuenta, en el momento que mejor nos venga. Por ejemplo, mientras nos duchamos, porque los masajeadores de Rowenta son resistentes al agua. O quizás por la noche, después de limpiarnos la cara y antes de irnos a dormir. Cuando encuentres tu momento, te darás cuenta de que estas herramientas son increíblemente cómodas y rápidas de usar. Y los resultados no tienen precio.

masajeador facial y body sculpt rowenta

Porque nos libera del estrés

Por supuesto, acudimos a los masajeadores para ver resultados en nuestra piel (como hemos contado, la reducción de las arrugas, la prevención del envejecimiento, la lucha contra la celulitis…), pero hay otra ventaja extra que notaremos al instante: los masajes que nos proporciona, ya sea en el rostro o en el resto del cuerpo, son increíblemente relajantes y ayudan a reducir los niveles de estrés. Con un pequeño masaje cada día, sentiremos cómo nuestra piel se libera de esa dureza, cómo se relaja y cómo el resto del cuerpo se contagia de esa sensación de relax y bienestar. Un masajeador es capaz de mejorar nuestro estado de ánimo y encima dejarnos la piel luminosa y fantástica. ¿Qué más podemos pedir?