Estados Unidos dice que la comunidad global está invitada a visitar el país ahora que el gobierno puso fin a la prohibición de viajeros de 33 países, pero la realidad es que aún será difícil —en ciertos casos imposible— para la mayoría del mundo. Los expertos dicen que tomará años para que los viajes se recuperen completamente.

Para empezar, la mitad del mundo no está vacunada y por tanto no satisface el criterio estadounidense para permitir el ingreso de viajeros extranjeros. Así que mientras muchos europeos podrán viajar ahora a Estados Unidos, las personas de países pobres en los que las vacunas escasean siguen vedadas, con unas pocas excepciones.

Para algunos expertos en salud pública, eso crea dudas éticas sobre la política.

“El asunto no es limitar el acceso sobre la base del estatus de vacunación”, dijo Nany Klass, subdirectora de salud pública en el Berman Institute of Bioethics de la Universidad Johns Hopkins “Es que eso está haciendo sistémicamente imposible que personas, generalmente de países pobres, cuyos gobiernos no han podido garantizar los suministros necesarios de vacunas, puedan venir a ver a sus seres queridos”.

Incluso si se ha vacunado, eso pudiera no ser suficiente. Los adultos no inmigrantes necesitan haber recibido vacunas autorizadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) o que hayan recibido luz verde por la Organización Mundial de Salud (OMS) para uso de emergencia. De lo contrario, tampoco pueden ingresar a Estados Unidos. Eso deja fuera a todos los vacunados con la vacuna rusa Sputnik V o la china CanSino.

Están además los meses y en ocasiones años de demoras en algunos lugares para recibir una visa. La Asociación de Viajes de Estados Unidos dijo que, como promedio, hay un retraso de seis meses en las citas para visas de visitante, pues muchos consulados y embajadas no han reanudado sus operaciones normales. Mientras tanto, otros países tienen sus propias reglas, lo que complica el viaje internacional.

No obstante, los expertos esperan una ola de viajeros en los aeropuertos estadounidenses, lo que ayudará considerablemente a estimular la rama turística en general. Los 28 países europeos que hasta el lunes estaban en la lista de viajeros prohibidos en Estados Unidos constituyeron 37% de los visitantes extranjeros en 2019, según la asociación.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER