Joe Biden dice que los estadounidenses a quienes se les ofrece un trabajo deben aceptarlo o perderán sus beneficios por desempleo .

El presidente prometió hacer cumplir las leyes de desempleo, pero instó a los empleadores a aumentar el salario de las personas para que vuelvan a trabajar.

A pesar de una desaceleración en el crecimiento del empleo en abril, Biden rechazó la idea de que el aumento de los beneficios por desempleo de $300 a la semana alentaba a los trabajadores a quedarse en casa.

El presidente dijo que la Casa Blanca no “vio mucha evidencia” de esas afirmaciones y reiteró su opinión de que “los estadounidenses quieren trabajar”.

Biden también dijo a los empleadores que habían recibido alivio federal que esperaba que les ofrecieran a los trabajadores un salario decente, los protegieran del virus y fomentaran la vacunación.

“Mi expectativa es que a medida que nuestra economía regrese, estas empresas proporcionarán salarios justos y entornos de trabajo seguros”, dijo Biden desde la Casa Blanca.

“Y si lo hacen, encontrarán muchos trabajadores”.

Pero agregó: “Vamos a dejar en claro a cualquiera que cobre desempleo a quien se le ofrezca un trabajo adecuado debe aceptar el trabajo o perderá sus beneficios por desempleo”.

Biden dijo que su administración distribuirá más del paquete de ayuda de 1,9 billones de dólares y permitirá que los gobiernos estatales y locales soliciten una parte de un fondo de ayuda de 350,000 millones de dólares y envíen subvenciones a 16,000 restaurantes y bares, entre otras cosas.

El Departamento de Trabajo informó la semana pasada que los empleadores agregaron solo 266,000 empleos en abril, mucho menos de lo esperado. Pero el presidente restó importancia al lento crecimiento del mercado laboral e insistió en que la economía se estaba “moviendo en la dirección correcta”.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER