EGran Premio de Miami de Fórmula 1 corre serio peligro. Vecinos residentes de la ciudad presentaron una demanda por contaminación acústica, lo cual supone un contratiempo importante para el desarrollo de la competición.

Según informaciones del Miami Herald, los residentes de Miami Gardens alegan que el ruido que produce el evento será «intolerable». Por esta razón, se busca bloquear el desarrollo de la competición integrada en el calendario de la FIA.

Uno de los residentes alega que el ruido generado podría alcanzar los 97 decibelios en un radio de 2,5 millas del estadio entre los hogares que se encuentran allí situados, similar al «ruido de una motosierra».

Es necesario un «permiso especial»

«Estamos en este estado de ‘limbo’, previo a la emisión de un permiso de eventos especiales. Es un lugar muy incómodo para una sala de audiencias», comentó Alan Fine, juez de la corte de Miami-Dade.

Ahora, el tiempo corre en contra hasta vislumbrar si se accederá a conceder un «permiso especial» que no impida la realización del GP en el antiguo Hard Rock Stadium.

Miami podrá disfrutar de su ‘debut’ en la Fórmula 1, después que el organismo aprobase su inclusión en el calendario para los próximos diez años. Junto con el Circuito de las Américas en Austin y la inclusión de Las Vegas en 2023, Estados Unidos tendrá triple presencia en la Fórmula 1.