El presidente Iván Duque llegó a Cali este viernes tras un reporte preliminar de 3 personas muertas por las manifestaciones que conmemoraban el primer mes del paro nacional. Al llegar se reunió con la Policía Metropolitana, el alcalde de la ciudad, Jorge Iván Ospina, la gobernadora del Valle del Cauca, Clara Luz Roldán y la cúpula militar en un consejo de seguridad extraordinario.

Fue sobre las 7:10 p.m. que el primer mandatario se pronuncio ante los colombianos sobre los hechos y decretó que la ciudad iba a ser militarizada explicando que “en menos de 24 horas” se triplicaría el pie de fuerza de militares y policías en la capital del Valle y anunció que se quedaría en la ciudad, por lo menos, hasta que le diera solución a la situación de orden pública y se levantaran los bloqueos.

En la mañana de este sábado se conoció por parte del secretario de Seguridad y Justicia de Cali, Carlos Alberto Rojas, que la cifra de muertos de la jornada del viernes ascendió a 10, siendo esta cifra una preliminar. Por su parte el presidente Duque esta mañana se dirigió a la Calle 9na, en el complejo deportivo de las Canchas Panamericanas, tras haber estado la noche anterior en el barrio Ciudad Jardín, donde se presentaron hechos de civiles armados. En ese lugar fue aplaudido, sin embargo, en ‘Las Canchas’ la situación no fue la misma.

En videos compartidos en redes, algunas personas le dieron la mano al presidente en un local de cholados, pero al salir otros ciudadanos le empezaron a gritar “vaya a puerto resistencia, a ‘la loma’”, haciendo referencia a los puntos de bloqueos más concurridos y donde están los jóvenes de primera línea. En ese mismo clip le piden a Duque más inversión en educación, “necesitamos soluciones reales”, dice un manifestante.

Más adelante, sobre la misma calle novena, el presidente, que se transporta en una camioneta, para en un andén para hablar y saludar a la comunidad, sin embargo, desde el otro lado de la calle le gritan palabras como ‘asesino’, ‘títere’ y ‘largo’.

En otro video, en el mismo lugar, otras personas le dicen “hable con los pelados”, refiriéndose a los jóvenes de la primera línea. “No te queremos”, “solo exigimos respeto”, le gritan. En ese momento un joven domiciliario se le acerca al presidente y le reclama por los civiles que estaban armados en Ciudad Jardín. “Ayer habían unos civiles que andaban con fusiles detrás de la Policía disparando. ¿Sabe cuantos heridos hubieron (SIC) ayer en Univalle?”, le pregunta.

“Pedimos salud, una mejor educación y usted nos está matando. No tiene perdón, no tiene perdón”, le dice el joven, mientras Duque le dice que no es así y se retira.

Tras esta paso por Cali el primer mandatario se dirigió a Popayán a adelantar un consejo de seguridad con las autoridades locales y en presencia del ministro de Defensa, Diego Molano, quien esta semana salió victorioso de una moción de censura en su contra por parte de la oposición.

Iván Duque en Popayán
Foto: @asiocurrioIván Duque en Popayán

Sobre el mediodía de este sábado el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, explicó que el número preliminar de muertos del 29 de mayo subió a 13 personas, según las autoridades, pero indicó que esto sigue en verificación para conocer si están asociadas a la protesta social. Agregó que 34 personas fueron lesionadas durante la jornada, de las cuales dos personas fueron por arma de fuego.

“Lamentamos que hayan muerto personas jóvenes en diversos sectores (…) La Fiscalía nos reporta 13 homicidios en el día de ayer”.