Más de tres docenas de proyectos de ley lanzados por republicanos en todo el país dirigidos a atletas transgénero se están abriendo camino actualmente en las legislaturas estatales mientras el Partido Republicano redobla su último intento de ganar votantes utilizando problemas de cuña que separan a los estadounidenses en la guerra cultural en curso.

Los republicanos están tratando de evitar que los atletas transgénero participen en equipos o eventos deportivos que coincidan con su identidad de género. En este momento, se están considerando al menos 37 proyectos de ley dirigidos a los derechos trans, según Insider.

El rechazo de los conservadores sociales es una reacción a las acciones y órdenes ejecutivas del presidente Joe Biden que amplían los derechos de las personas LGBT+.

Dos de los proyectos de ley anti-trans en Mississippi y Dakota del Norte están cerca de convertirse en ley. La Casa de Mississippi aprobó, la semana pasada, una ley que prohíbe a los estudiantes atletas transgénero participar en deportes femeninos, informó CBS News.

Philip Bump de The Washington Post escribió un análisis de la táctica republicana que comparó las nuevas leyes que atacan los derechos trans con el tema del matrimonio gay durante la campaña de reelección de George W. Bush en 2004.

Las encuestas muestran que si bien el tema del matrimonio gay fue pasajero para la derecha política, es mucho más fácil retratar a los atletas trans que participan en deportes de una manera que se ajuste a su identidad de género como un problema de equidad, en lugar de discriminación.

En 2021 se presentó una cantidad récord de proyectos de ley que apuntan a los derechos de los jóvenes transgénero, informó Axios. Los políticos republicanos en al menos 25 estados han impulsado más de 60 proyectos de ley que limitarían los derechos de los jóvenes trans, en comparación con 41 durante todo 2020, según cifras de la ACLU.

Whats-App-Image-2021-11-12-at-5-04-38-PM

2021-WEB-BANNER

2021-TOYOTA-WEB-BANNER