La mayoría demócrata en la Cámara de Representantes votó este miércoles que el Congreso apruebe sin necesidad de apoyo republicano el paquete de estímulo impulsado por el presidente, Joe Biden, contra la crisis económica provocada por la pandemia de coronavirus.

Aunque la propuesta de ley sigue siendo negociada para lograr el máximo apoyo posible, ya se conocen algunos detalles, entre ellos que incluirá un tercer cheque de ayuda directa, valorado en 1,400 dólares, pero que, a diferencia de los anteriores, no llegará a todas las personas.

Biden se reunió esta semana con congresistas demócratas para discutir la posibilidad de reducir los grupos que serían elegibles para recibir los cheques de estímulo, en la línea de los requerimientos realizados anteriormente por senadores republicanos.

Así, el plan demócrata, tal y como esta por ahora planteado, propone enviar el cheque a las personas con ingresos de 50,000 dólares o menos. Las parejas casadas que ganen 100,000 dólares o menos al año recibirían un cheque por 2,800 dólares, de acuerdo el diario The Washington Post.

Por encima de ese límite de ingresos, los pagos se irán reduciendo hasta desaparecer. Así, cerca del 71% de residentes de Estados Unidos podrían recibir el cheque completo, y otro 17% obtendría un pago parcial, según dijo Kyle Pomerleau, especialista en política fiscal, al citado diario.

El cálculo se basara en los ingresos declarados en 2019 o 2020.

¿Quién recibiría el cheque de 1,400 dólares?

  • Individuos con ingresos de hasta 50,000 dólares.
  • Jefes y jefas de familia con ingresos de hasta 75,000 dólares.
  • Parejas casadas con ingresos de hasta 100,000 dólares recibirían un cheque por 2,800 dólares.
  • Las familias con hijos recibirían 1,400 dólares adicionales por hijo.
  • Adultos dependientes, como estudiantes de universidad y adultos mayores.

El paquete de alivio también busca incluir un beneficio de crédito tributario para las familias con niños, que proporcionaría a los padres 3,600 dólares anuales por cada niño menor de 6 años, y 3,000 dólares por cada niño de 6 a 17 años.

¿Cuándo empezarán a distribuirse los cheques?

Los hogares estadounidenses no recibirán el cheque hasta que el Congreso apruebe el paquete de alivio económico. Oficiales de la Casa Blanca dijeron a The Washington Post que se busca pasar la legislación en mediados de marzo, antes de que concluyan los beneficios por desempleo de millones de personas en el país.

Este jueves, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, aseguró que el Congreso está trabajando con celeridad sobre este proyecto de ley, el cual será analizado en próximos días.

Cuando se aprobó el envío del segundo cheque de estímulo económico, el pago de 600 dólares tardó días en empezar a repartirse. La mayoría de las personas recibieron el dinero en tres semanas por medio de depósito directo.

Es probable que la distribución de el tercer cheque tome mayor tiempo, dado que la temporada de impuestos ocupará al Servicio de Impuestos Internos (IRS, en inglés), de mediados de febrero hasta abril.

La segunda ronda del cheque de estímulo económico por la pandemia del coronavirus ha empezado a llegar a las cuentas bancarias de los estadounidenses.

 

¿Por qué se busca reducir el número de personas beneficiadas con el cheque?

El plan económico propuesto por Biden, que alcanzaría un costo de 1.9 billones dólares, financiaría las vacunas contra el COVID-19 y proporcionaría un alivio inmediato para las familias y comunidades más afectadas por la pandemia.

Para ser aprobado, requiere el apoyo de los republicanos debido al estrecho margen que tienen los demócratas en el Senado. Un grupo de senadores republicanos son escépticos sobre los beneficios del cheque económico, pero se han pronunciado a favor de otorgarlo a personas con ingresos de hasta 40,000 dólares, de acuerdo con The Washington Post.

Economistas del centro de investigación Opportunity Insights descubrieron que los hogares con ingresos de hasta 40,000 dólares gastaron de inmediato los recursos del segundo cheque de estímulo económico. En contraste, aquellos con ingresos mayores de 78,000 dólares decidieron ahorrar el dinero.

Para impulsar la economía estadounidense, según los expertos, es necesario concentrar el envío del tercer cheque a familias de ingresos modestos, que son más propensas a gastar el dinero de inmediato.